sábado, 7 de diciembre de 2019

La gran falacia de la Violencia de Género

Hace algo más de dos años os mostré la red clientelar que genera de la Violencia de Género cuando ni tan siquiera ese debate estaba en los medios. El siguiente enlace que os dejaré a continuación fue una primera parte necesaria para llegar a comprender esta siguiente que ahora toca. Hoy vamos a adelantarnos al siguiente paso, que a pesar de no haber salido aun abiertamente a la luz pública, será la siguiente estrategia política de un lobby que por lo último que mira es por las víctimas.

Para comenzar esta exposición debemos retrotraernos nuevamente a la exposición de motivos de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de ahora en adelante nuevamente VioGen. Su primer párrafo dice así:

"La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión."

El pilar fundamental de esta ideología legislada se basa en la única idea fundamental de que los agresores en una relación análoga de afectividad agreden a sus parejas, ya sea física o psicológicamente, por el mero hecho de ser mujeres. Es decir, es la primera vez en la historia de la ciencia criminal donde se le otorga una única razón colectiva, general y globalizada a un número elevado de conductas recogidas en el Código Penal que se comenzaron a tramitar por una vía judicial especial.

La violencia es multicausal. Es más, cualquier tipo de violencia que pretendamos sectorizar es multicausal. No existe una única razón que explique el comportamiento de todo un colectivo. Es una premisa aceptada por la totalidad de psicólogos y psiquiatras. No encontrarás absolutamente ningún manual científico que dirija una conducta criminal generalizada a una sola causa. Podría existir en casos muy concretos una única razón que explicase el comportamiento de un único individuo, pero esto no vendría a generalizar todo un comportamiento universal. 

Existen diversas teorías aceptadas desde la criminología tradicional que vienen a darle una explicación etiológica a distintas situaciones delictivas. No obstante, estas mismas teorías, cada una de su madre y de su padre, en más de una ocasión se desarrollan de manera contradictoria la unas de la otras, por lo que desmenuzar desde estos postulados la globalidad de la VioGen sería simplemente una pérdida de tiempo que no nos llevaría a nada. Aun así, existe un punto común en la comisión de cualquier tipo de delito, sea del género que sea y sin duda alguna el más válido y del que nunca debemos desprendernos para comenzar todos y cada uno de nuestros análisis. Les estoy hablando de la relación costes-beneficios.

Veréis, sólo y exclusivamente existen cuatro situaciones distintas en relación a los costes-beneficios. No hay más. Podríamos explicarlo sencillamente con un esquema de puertas lógicas como si fuese un circuito electrónico. El cerebro humano, complicado en su profundidad, es tremendamente común en sus primeros pasos. Como os he dicho, esto que a continuación vais a leer podéis plantearlo a cualquier delito, de lo que es igual de válido para analizar la VioGen.

Debemos diferenciar en primer lugar entre dos tipos de delincuentes: el cuerdo y el que padece alguna enfermedad o deficiencia mental. Cada uno de estas categorías se diferencia a su vez en los que hacen un análisis costes-beneficios y en los que no. Se entiende perfectamente con los siguientes ejemplos reales, de cuyas transcripciones modificaré datos para preservar la intimidad.



Caso 01: Enfermo mental que realiza un análisis costes-beneficios:

"No tuve otra opción. Aquella voz no paraba de ordenármelo. Era ella o yo. No la conocía de nada. Estuve tres meses sin salir de casa intentando evitar encontrarme con nadie. Me quedé sin comida, sin jabón para bañarme y sin papel higiénico. No quería salir porque sabía que iba pasar. Fue entonces cuando se presentaron los servicios sociales en mi casa. No sé qué vecino llamó. Me llevaron al hospital. Me dijeron que me tenían que limpiar unas heridas. Al salir de allí no sé qué día era. Me encontraba bien hasta que me crucé con aquel perro. Me empezó a decir que tenía que matar a la primera mujer rubia que viese. Me ladraba y me amenazaba con matarme. No me quedaba otra opción. Era ella o yo. Me la crucé en aquella parada de autobús y cumplí la orden."

Las razones que llevan a este enfermo mental a cometer su crimen están perfectamente categorizadas. Valora las amenazas que percibe, intenta incluso evitarlas, es consciente del peligro de sus acciones y llegado el momento antepone su beneficio a su coste. No obstante, la fuente de sus miedos carece de toda lógica sana.

Caso 02: Enfermo mental que no realiza ningún análisis costes-beneficios:

"- ¿Por qué acabo con la vida de aquel hombre?
- Sentí que era lo que estaba predestinado a hacer.
- ¿Se lo ordenó alguien?
- No.
- ¿Lo conocía de algo?
- Para nada, no lo había visto jamás.
- ¿Disfrutó mientras lo hacía?
- No.
- ¿Se arrepintió entonces?
- No.
- ¿Por qué lo hizo?
- No lo sé.
- ¿Cree que podría volver a hacerlo?
- Creo que no, pero no estoy seguro. A lo mejor sí. No lo sé."

Su acto carece de explicación incluso para él mismo. Ni tras una estudio pormenorizado con profesionales se sabe si es lo que siente o realmente no quiere exteriorizar la verdad. No obstante tiene diagnosticado esquizofrenia paranoide y una psicopatía que le ha llevado a ni sentir ni padecer. Ni disfrutó, ni lo hizo amenazado, ni se arrepiente, ni sabe si volvería a hacerlo. Es la actitud de un enfermo mental cuyas motivaciones desconocemos. De lo que muestra no ha realizado ningún análisis costes-beneficios.

Caso 03: Cuerdo que realiza un análisis costes-beneficios:

"Llevaba una vida de mierda por su culpa. Continuamente todo eran faltas de respeto. No me avisaba ni al entrar ni al salir. No sabía si estaba trabajando o estaba cuidando al niño. La última noche que salimos vistió muy escotada, eso no lo debe hacer una mujer en condiciones. Se pasaba todo el día hablando con las amigas y lo peor aun con compañeros de trabajo. Sé que me engañaba con David. No tengo pruebas pero lo sé, lo siento. Le dije que no cogiese ese trabajo, pero no me hizo caso. Para mí era una humillación constante delante de mis amigos. Le avisé. Discutíamos mucho y yo no quiero hacerle daño, pero le avisé. Al final en una discusión donde le dije lo puta que era ella me insultó y hasta ahí podíamos llegar. Le clavé el cuchillo."

Varón, adulto, celotípico, cuya concepción de la mujer es la de una mera posesión. Se construye como el receptor de humillaciones. Entiende su manera de relacionarse con su pareja como la única posible y correcta. Se ve con el poder como para actuar desde una posición totalmente dominante. Nunca podría aceptar ni un insulto ni una agresión de su pareja, pero se autolegitima él para poder hacerlo. Su análisis le sale beneficios si comete el crimen.

Caso 04: Cuerdo que no realiza ningún análisis costes-beneficios:

"Al llegar a mi casa ya en el rellano escuche gritos de mi hija, corrí todo lo que pude y me puse tan nerviosa que se me cayeron las llaves al suelo. No atinaba a abrir la cerradura así que toqué el timbre muchas veces y empecé a golpear la puerta. Me abrió mi hija llorando, desnuda y con sangre en la cara. Me dijo que Antonio, mi actual pareja, la había violado. Llevaba en el bolso un bolígrafo y sin saber cómo llegué hasta él se lo clavé en el cuello. No me dio tiempo a pensar nada. Me resbalé a los pocos segundo. Todo estaba lleno de sangre. La siguiente imagen que recuerdo es abrazando a mi hija en el hospital."

Aunque podáis pensar que el Caso 04 hace un análisis costes-beneficios realmente no lo hace. Es la figura típica del enajenado mental transitorio que reacciona de una manera muy violenta ante una situación de esta índole.

Tened en cuenta que este análisis costes-beneficios no tiene porque llevar necesariamente a un resultado beneficioso para el criminal. Las dos categorías de sujetos que realizan este análisis, tanto cuerdos como enfermos psiquiátricos, operan con las variables de las que vienen disponiendo antes y durante la comisión del delito, pero no segundos después. Ellos desconocen si verdaderamente se sentirán aliviados tras la comisión o si les sobrevendrá un sentimiento de tristeza. No olvidéis jamás que esto es aplicable a la totalidad de las comisiones delictivas, no solo al asesinato. Podemos hacer lo mismo con el robo de un vehículo, la comisión de una estafa, una agresión sexual con penetración o una malversación de caudales públicos. Da igual. No hay tipología delictiva que escape a este esquema de cuatro posiciones. Lo que sí es cierto es que se ejemplifica con delitos contra la vida porque resultará muy complicado observar a alguien, sano o cuerdo, cometiendo una prevaricación por enajenación mental transitoria. Que no se den casos concretos no quiere decir que ese esquema no siga dándole respuesta.

Esta relación costes-beneficios viene a explicar las diferentes motivaciones por las que alguien comete un delito. Existe siempre una lista categorizada de pros y contras a la hora de acometer un crimen. Otorgar una única identidad a la VioGen sería como decir que todos roban por necesidad económica, olvidando la totalidad de delitos monetarios que se producen por el mero hecho de tener más dinero del que ya tienen. Incluso ni el cien por cien de las violaciones se comenten por un verdadero interés sexual. El odio entre dos hombres ha llevado consigo la violación a una de las parejas solo y exclusivamente motivado para destrozar la vida sexual del otro varón.

"Mira que me das asco, pero te follaré de frente, para que cada vez que quieras acostarte con tu marido no dejes de ver mi cara y nunca puedas darle placer."

Pretender reconocer una única variable a la VioGen es destrozar cualquier base científica fundamentada para generar el falso sustento sobre el que construir toda una estrategia de conquista que legitime el uso indiscriminado del mal hacer de unas políticas públicas bajo un discurso socialmente incontestable, más allá de que los resultados sean tremendamente nefastos.


De Violencia de Género a Violencia Machista

Este cambio lingüístico que podría parecer insignificante busca romper la análoga relación de afectividad, es decir, la de generalizar todo tipo de agresión a una mujer, como una agresión de índole machista, más allá de que esto ocurra por las razones reales de que algunos hombres se sientan poseedores de sus parejas o por la agresión que podría derivarse de una discusión de tráfico de un hombre a un mujer que no se conocen de nada. El resultado es eliminar el término Violencia de Género para reemplazarlo por Violencia Machista. Toda esta estrategia de índole neomarxista se basa en la tergiversación del lenguaje, la misma que ocurrió cuando al Calentamiento Global se le empezó a llamar Cambio Climático al observar que lo que realmente estaba ocurriendo era que la Tierra se estaba enfriando.


Esta falacia es el pilar fundamental que sustenta toda esta estructura. La violencia machista vendría a acoger cualquier crimen contra una mujer dando por hecho que la única razón por la cual se lleva a cabo es la de agredirla por el mero hecho de ser mujer. Es el gran argumento que no vas a parar de escuchar en cualquier mesa de debate. Podréis comprobarlo vosotros mismos cuando en los medios de comunicación algunas periodistas confunden los datos reales de la Violencia de Género ofreciendo las fuentes que dan webs como www.feminicio.net donde si leéis el titular y el párrafo explicativo justo de abajo comprenderéis el interés de engordar la estadística social, que no la oficial. El título dice tal que así:


Y continúa:

"De las seis mujeres asesinadas en España el primer mes del año, dos fueron feminicidios íntimos, uno de ellos reconocido oficialmente; un feminicidio por prostitución y uno familiar. También se cometió un asesinato por robo en el que una mujer fue asesinada junto a su marido y otro caso sin datos suficientes. Madrid, que en el 2017 culminó con 18 feminicidios y asesinatos de mujeres, registra dos de los seis casos de enero."

De lo que se puede observar que de dos casos de VioGen, la que viene siendo la problemática delictiva de más repercusión en España, pasamos directamente a seis. Es decir, triplicamos la estadística en una noticia que recoge las víctimas mujeres tan solo en el mes de enero de 2018. No existe mejor ejemplo audiovisual que la entrada de esta noticia, donde además de mezclar y multiplicar las cifras, inician las imágenes con otra inconexión temática en relación a la creencia social de las violaciones frente a la tipología real de las violaciones.



¿Dónde está el interés en confundir a la población engordando estadísticas con tipologías ajenas a la VioGen?

En seguir engordando subvenciones para que el lobby feminista siga viviendo de la perpetuidad de las víctimas. Sin VioGen, o dicho de otra manera, con unos niveles más bajos de VioGen, comenzarían a carecer de importancia financiera las más de 2000 asociaciones que viven de las aportaciones públicas solamente en Andalucía.


Jamás vendré a decir que la totalidad de los trabajadores de estas asociaciones no muevan un dedo por las auténticas mujeres maltratadas, jamás. Lo que vengo a señalar es que la estructura está tan podrida que a una mujer como Francisca Granados le permiten seguir asesorando mujeres después de haber conseguido un juguete roto que ha mandado a la cárcel y sin hijos gracias a su falsa asesoría jurídica. Prueba irrefutable de que no importan las víctimas, sino la utilización política de su situación, más allá de la problemática que pudiesen estar o no viviendo.




¿Dónde nació esta justificación legitimadora?

De la Ideología de Género. Y sé que lo conocéis todos, pero hoy es necesario explicar algo que no conoce todo el mundo. Hablamos de su estrategia de conquista. Como os podéis imaginar, que en relativamente poco tiempo las redes sociales se llenen de mujeres en edad escolar obligatoria gritándonos al resto cómo debemos relacionarlos y proclamando consignas al unísono, no es una situación que haya nacido por ciencia infusa. Todo esto obedece a una maravillosa estrategia militar de adhesión de nuevos adeptos, al igual que un virus crea una botnet de zombies que consiguen infectar a otros sistemas, para que estos últimos remotamente continúen infectando a tantos otros, sin tan siquiera saber que ellos forman parte de una red global. Como siempre, no les culpéis. Ni ellos saben quiénes manejan sus hilos.

La única manera de argumentar que la VioGen forma parte de un sistema unicausal donde cada hombre que acomete esa violencia lo hace contra la mujer por el mero hecho de ser mujer es consiguiendo anclar dicha premisa al sustrato social en el que realmente vivimos, el patriarcado. Todo esto se explica con un modelo piramidal que nos adelanta cada una de las secuencias implicadas en la VioGen, todas ellas superditadas al escalón inferior, cuya base favorecedora es el patriarcado, sustrato sobre el que se asentaría la violencia contra las mujeres. El siguiente razonamiento con definiciones que leeréis en los siguientes párrafos no es propia ni personal, es el manifiesto disfrazado de ciencia de la Ideología de Género. Allá vamos.


Este patriarcado educaría mediante unos procesos de socialización diferenciado por sexo que reforzarían la cultura del control, todo ese conjunto de normas que contribuirían a justificar la violencia como medio de respuesta. Tras estos escalones tan solo serían necesarios la vivencia de unos eventos desencadenantes para llegar la violencia contra la mujer. He aquí la odisea para enraizar la VioGen a una situación estructural más que sobredimensionada gracias al Efecto del Iceberg.

En España la realidad que se toma para medir la delincuencia en primera situación es el número de denuncias presentadas. Las denuncias son solamente la puesta en conocimiento ante la autoridad de unos hechos que se considerarían delitos penales. No obstante, resulta necesario el inicio y fin de todo un procedimiento judicial para demostrar estos hechos. El dato de las denuncias es un primer escalón de contacto para iniciarnos en el análisis cuantitativo de la delincuencia, sin olvidar en ningún momento, a cuantas de estas denuncias les acompaña una sentencia condenatoria o un sobreseimiento. En España la VioGen recoge un 80% de casos de sobreseimiento, de los que algunos serán por falta de pruebas y otros serán por denuncias falsas, de las cuales la Fiscalía tiene prohibido de oficio perseguirlas. De lo que solamente un mínimo de estas denuncias terminarán en procesos a instancia de parte siendo sumadas oficialmente como denuncias falsas. De ahí el dato oficial de la Fiscalía que no representa la realidad social.


El Efecto Iceberg del que antes hablaba viene a sobredimensionar la misma realidad que siempre ha estado ocurriendo. De todos los delitos que se cometen solamente podemos conocer los que se denuncian. Todo lo que hay debajo del agua se conoce como cifra negra. De lo que se desprende que haya casos de VioGen que no llegan a denunciarse nunca debido a que sus víctimas reales, al igual que sus maltratadores, realizan el mismo análisis costes-beneficios del que antes hablábamos para tomar la decisión de ponerlo en conocimiento de la autoridad.

La mercantilización de esta problemática y las campañas de comunicación consiguen visibilizar el problema, lo que parece demostrar una realidad de acometidas cada vez mayores en relación a la VioGen, pero lo que en realidad ocurre es que se denuncian más casos que antes. Básicamente el iceberg es el mismo, pero la marea ha bajado. La realidad es la misma, pero la concienciación y la seguridad subjetiva es totalmente distinta, por lo que ahora el la parte visible del iceberg se muestra mayor.



¿Qué se consigue con la estrategia de aumentar la percepción de peligro social?

Aumentar los recursos para una misma problemática que generaría los mismos resultados con una financiación mil veces menor. Al priorizar esta situación en la agenda política construyes un modo de vida del que te será muy complicado desprenderte porque has conseguido enraizar en la sociedad unas instituciones estatales, autonómicas, provinciales y municipales que viven de difundir un discurso que para es beneficioso para todas aquellas víctimas reales que sufren en su mayor grado la VioGen. No existe forma alguna de explicar de esta perspectiva multimillonaria como cada año aumentan el presupuesto pero sin embargo socialmente cada año la problemática aumenta.

El lobby se ha comido al sistema, el discurso ha sido secuestrado y con ello la verdadera víctima ha quedado desamparada al vals de asociaciones, institutos, sindicatos y partidos políticos que han conseguido legitimar una partida presupuestaria como forma de vida, más allá del interés por solventarle los problemas a miles de mujeres que sufren en sus carnes el horror de la violencia de sus parejas o exparejas. Aun así no penséis que el Estado salga perdiendo, eso jamás. La secuencia de beneficios se consagra en los siguientes cuatro pasos:

En primer lugar el Gobierno gana electoralmente votos apoyando causas mediáticas que incluso empeoran la situación de algunas mujeres.


En segundo lugar suma subvenciones de las Unión Europea por la presentación de cada denuncia.



En tercer lugar explota su tejido social a través de las redes de apoyo que se comen el 90% del presupuesto estimado.


Y en cuarto lugar consigue politizar los asesinatos imposibilitando un debate sobre una realidad que mercantiliza el dolor de las víctimas a cambio de vivir de lo público.

Si te atreves a replantearte lo establecido eres un machista, si continuas con un discurso contrario eres un fascista, pero si además consigues llegar a demostrarlo, eres un misógino. Politizar la ciencia es lo peor que le haya podido pasar a esta nueva sociedad sobredesinformada. La Ideología de Género, como ideología que indica ser, no es más que política disfraza de falsa ciencia. Y la ideología, sea la que sea, viene a dominar tu capacidad de ser tu misma. Viene sencillamente a anular tu criterio.

"Las ideologías, todas, no dejan de ser una armadura medieval que una vez colocada nos comienza a limitar poco a poco los movimientos hasta llegar a dominar nuestra propia acción. Son un vacío de existencia donde la gran mayoría dice sentirse cómodo por el simple hecho de pertenecer a un grupo. Toda ideología es el principio de cualquier totalitarismo. El fin no es otro que eliminar el pensamiento libre, adecuar toda una masa a una mente común conectada. El objetivo es eliminar al individuo como ser libre y racional hasta convertirlo en piezas de un engranaje común que funciona porque tiene que funcionar cada vez que alguien decida encender o apagar la cadena de montaje. La ideología no contempla un planteamiento crítico hacia la propia ideología. La ideología refuerza una posición visibilizada por el grupo como correcta, es una secta social sin líder aparente que te lleva a posicionarte públicamente de una manera automatizada." - 14.21.

Se debería abogar siempre por un discurso real que no sectorice a ninguna víctima más allá que por la única condición conjunta de que todos, sean quienes sean, son víctimas de una situación destructiva. El entramado social y político que conocéis a día de hoy en lucha por esta causa lo único que busca es perpetuar una situación infernal, ya que es la única manera de perpetuar su modo de vida.

Este análisis va por todas las víctimas, más allá de cualquier condición, cuya sociedad está politizando sus infiernos, sean hombres o mujeres, o dispongan de la condición sexual que deseen. No dejéis que os secuestren el discurso. No dejéis que os anulen el criterio. Al fin y al cabo, no dejéis de ser personas.

martes, 1 de octubre de 2019

La nueva religión del Cambio Climático

Quedarán pocos lugares en Internet donde las razones de entrar a leer algo no sean precisamente la de querer reafirmar tus propios prejuicios. Mi ilustre club de lectores conoce sobremanera porqué de vez en cuando empiezo a mimar el teclado con el cariño de un pianista. Todo esto no es más que la mezcla homogénea entre luz y entretenimiento. Aprender desde la desidia es de las peores cosas que le puede pasar a un ser humano. De ahí que os invite nuevamente a disfrutar cómodamente de una nueva realidad aun más contestataria, que a fin de cuentas no cambiará nada, más allá de haceros un poco más libres. Vamos a ello, pero antes de nada echen un vistazo al siguiente vídeo y comiencen a entender a qué nos enfrentamos.


Corría el año 2005 cuando una comisión en la Cámara de los Lores tomó la iniciativa de examinar la evidencia del anteriormente llamado calentamiento global. Hasta entonces nunca desde las políticas públicas se había prestado interés por el tema. Fue Lord Lawson de Bably el primer político en destinar una partida presupuestaria para la construcción de informe de base científica que pudiese respaldar todo aquello que se venía escuchando. El resultado dio a conocer la debilidad y la incertidumbre de los postulados científicos que hasta entonces se comenzaban a abanderar. Las conclusiones fueron desastrosas. La acción del hombre no venía a cambiar el desarrollo del clima. Hasta aquí la historia.



Veréis, a todos os sonarán conceptos como capa de ozono, gases invernadero, calentamiento global o cambio climático. Lo que muy pocos os planteáis es porqué desde la prensa y desde las publicaciones científicas se han ido elaborando diferentes nomenclaturas para venir hablando de lo mismo. Ahora es cuando toca un resumen real de la idea del concepto usado en la actualidad: Cambio Climático.


El Cambio Climático viene a desarrollar la idea de que nuestro planeta está sufriendo variaciones de temperatura por culpa de las emisiones elevadas de CO2 y que a su vez, esas emisiones son culpa de la acción del ser humano. Básicamente que la acción del hombre está cambiando el clima, con todo lo que estas variaciones conllevarían. He aquí la verdad incontestable de toda una comunidad sumida a una premisa a la que ningún defensor ha dedicado tiempo en comprobar. Si vas contra ella serás lapidado por toda la comunidad participativa, ya sean científicos, editores, periodistas y sobre todo políticos a través de sus asociaciones indirectas. Es decir, si te atreves simplemente a dudar de sus evidencias, eres un hereje, aunque seas Premio Nobel.



Como ya os he dicho, el Cambio Climático defiende que el CO2 que emitimos aumenta la temperatura de la tierra y esto es debido sobre todo al desarrollo industrial, al capitalismo. Nos encontramos aquí con el primer concepto marxista de la historia. Pero volvamos un poco atrás.

¿Quiénes son los encargados oficialmente de sentar las bases del Cambio Climático? Nada menos que el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocidos como el IPCC, un órgano político de la ONU que respalda sus informes con la falsa aprobación de más de 2500 supuestos científicos, desarrollando conclusiones tales como que el desarrollo industrial debería ser frenado o al menos debería tomar nuevas iniciativas en lugares en vías de desarrollo, básicamente África. 

Continuando con la nomenclatura marxista, digamos que tras el siglo XIX el primer mundo vivió una revolución industrial donde clases privilegiadas pudieron tomar el control como propietarios del mayor boom económico hasta la fecha. Europa y Estados Unidos se industrializaba generando una cantidad insólita de puestos de trabajo y ofreciendo productos que cambiarían para siempre el día a día de todos los que lo consumiéramos. Siglos después, una vez consolidada esta estructura, se le piden a los países en vías de desarrollo que gasten mil veces más en algo que aporta diez mil veces menos, energías renovables. Aquí tenéis el primer interés geopolítico del Cambio Climático, evitar el desarrollo del tercer mundo.




La alarma del Cambio Climático se disfraza de ciencia, convirtiéndose en un principio político que no acepta debate. El mensaje que se lanza es el del miedo, acompañado de noticias apocalípticas con erróneas predicciones que asustan a los más débiles e ignorantes, pero que aun así calan en la sociedad por la importancia de pertenencia a un grupo y la inexistencia de independencia de campo. Si lo dice la prensa, si lo dice la radio, si lo dice la tele, si ese señor que ha salido con una bata blanca en una laboratorio lo defiende, será por algo. Nadie gasta tiempo en comprobar nada, a pesar de que los datos demuestran que el CO2 no cambia el clima, ni tampoco lo hace la mano del hombre. No dejéis de leer el siguiente link con las predicciones de los años 80 y 80.


Generalmente cuando se llega a este debate muchos de los defensores cegados de la teoría apocalíptica del Cambio Climático te pedirán lo que ellos jamás han sabido dar, los nombres, apellidos y profesiones de todos aquellos científicos que defienden la opción contestataria. Bueno, pues aquí os facilito toda una lista para que los nuevos meapilas del Cambio Climático dediquen tiempo a buscar en Internet sus currículos, sus publicaciones y las lapidaciones que han venido sufriendo, algo que tampoco harán, pues como todos sabemos, las religiones son cuestiones de fe. Especial atención al primero de todos.

Patrick Moore: Co-fundador de Greenpeace. 
Syun-Ichi Akasofu: profesor y director, del Centro Internacional de Investigación del Ártico. 
Tim Ball: Cabeza del Proyecto de Administración de los recursos Naturales 
Nigel Calder: editor de New Scientist de 1962 a 1966. 
John Christy: Profesor del Departamento de Ciencia Atmosférica en la Universidad de Alabama en Huntsville, Director del Centro Científico del Sistema Terrestre. 
Ian Clark: profesor en el departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Ottawa. 
Piers Corbyn: pronosticador del tiempo británico, dueño de Weather Action, negocio encargado de hacer predicciones climáticas. 
Paul Driessen: autor de Eco-Imperialism: Green Power, Black Death. Eigil Friis-Christensen: director, del Centro Nacional Espacial y profesor adjunto de la Universidad de Copenhagen. 
Nigel Lawson: antiguo Ministro de Hacienda del Reino Unido. 
Richard Lindzen: profesor en el Departamento de Meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts. 
Patrick Michaels: Profesor de Investigación del Departamento de Ciencias Ambientales en la Universidad de Virginia. 
Paul Reiter: profesor en el Departamento de Entomología Médica del Instituto Pasteur en París. 
Nir Shaviv: profesor en el Instituto de Física en la Universidad Hebrea de Jerusalén. 
James Shikwati: economista, autor, y Presidente Ejecutivo de The African Executive. 
Fred Singer: profesor emérito del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Virginia. Director del Servicio Nacional de Satélites Ambientales, Datos, e Información. 
Roy Spencer: Científico de Investigación de la Universidad de Alabama en Huntsville. 
Philip Stott: profesor emérito del Departamento de Biogeografía en la Universida de Londres. 
Bert Bolin: Profesor de meteorología en la Universidad de Estocolmo desde 1961a 1990.

Generar pánico te pone en la palestra. El miedo es un sentimiento tan válido como el amor o el odio para conseguir el propósito. Distorsionar la ciencia es la mejor manera que han encontrado para pelear las subvenciones. Decenas de miles de puestos de trabajos dependen en la actualidad del Cambio Climático, que a su vez se generó a través de un movimiento de freno anticapitalista, neocomunista y marxista. Fue el Caballo de Troya que encontraron para asaltar las instituciones y repartir el dinero público atrayendo nuevos miembros a una organización que vivía presupuestariamente muy por encima de lo que verdaderamente necesitaba. Con este superávit de dinero público se crearon los yacimientos de empleos que a su vez exigirían como requisitos titulaciones ad hoc, tales como Ciencias Ambientales y sus múltiples posgrados universitarios donde resulta imposible debatir sobre las nulas evidencias de las premisas del Cambio Climático. Todo ello vino tras la considerada como presentación popular de la Teoría del Calentamiento Global, bajo la tutela de Al Gore y sus kilómetros mostrando Power Points para salvar al mundo, otro gran gol de la Administración Clinton. No obstante, dejamos a un lado la parte política y adentrémonos algo en la ciencia.

Los científicos no paran de bombardearnos con el mensaje de que el CO2 producido por el ser humano es el culpable del calentamiento del planeta. Para aquellos que hayan gastado tiempo en buscarlo el CO2 no generado por el hombre, es decir, la gran mayoría del CO2 es el 0,054% de los gases que habitan en la atmósfera y el mayor crecimiento del mismo está recogido en los años 40, precisamente antes de la gran cima del desarrollismo industrial coincidiendo además con un periodo de temperaturas más bajas. Curioso, que el nivel más alto de CO2 lo tengamos registrado precisamente cuando la actividad industrial del ser humano ha sido infinitamente más baja que la actual y en periodos más fríos.

Si hacéis una simple búsqueda en Google de un gráfico sobre el registro de la temperatura en el siglo XX no vais a encontrar dos imágenes iguales. No existe consenso. Cada agencia, cada falsa revista científica, o cada organización ecologista muestra unos registros distintos. Ni capaces son de ponerse de acuerdo para mentirnos. Nos resultará imposible encontrar un registro real si queremos hacer la búsqueda desde Google. El 98% de la información que se nos presenta serán imágenes de periódicos digitales, algo que te hace recordar que las publicaciones en prensa son la nueva Biblia para los seguidores del Cambio Climático.


Esto podría venir a desmontar la idea de que el CO2 generado por el hombre aumenta la temperatura del planeta, pero para mucho será coincidencia y para otros será falso, así sin más, sin tan siquiera llegar a hacer una primera lectura de datos de las universidades encargadas de recopilar la temperatura en el Ártico, uno de los modelos oficiales para conocer cómo de cierto es el comportamiento de ese calentamiento global en los polos. Como podéis comprobar en el gráfico a cada era de calentamiento se le pretende asignar una razón humana, de ahí el Calentamiento Romano, Calentamiento Medieval y Calentamiento Actual. Es como si todas las subidas de temperaturas fuesen unidas a la acción del hombre en diferentes etapas. Como podéis observar además, el siglo XX se encuentra detallado y además falseado. Lo que nadie te ha contado es lo siguiente.

Más que la industria o la propia acción diaria del ser humano, existen realidades naturales que aportan más gigatoneladas de CO2 a la atmósfera. Y no, no hablo ahora de las vacas, que evidentemente la suma de sus gases supera con creces a los humanos. Hago referencia a los volcanes, a la totalidad de los animales, las bacterias, los vegetales muertos y como no, el mayor aportador de CO2 a la atmósfera, los océanos. Todo ello avalado por Carl Wunsh profesor de Oceanografía Física del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Fue entonces cuando el planteamiento sobre el aporte real de CO2 a la atmósfera se transportó a otra perspectiva hasta entonces políticamente olvidada. Recordad que la idea principal es culpar a la acción del hombre.

Fue entonces cuando viajaron al pasado para intentar sacar una conclusión uniendo tablas de temperatura y de aumento o disminución de CO2, gracias entre otras ciencias a la geología, llegando a la conclusión de que ambas variables no tenían ninguna correlación, lo que sí era cierto es que el planeta variaba la temperatura en centenares de años siguiendo algún patrón que hasta ahora desconocían. La realidad fue que el CO2 lleva un desfase de 800 años aproximadamente con los cambios de temperatura, de ahí que movimiento las gráficas, ahora sí, la correlación era más que coincidente. Por lo tanto no era el CO2 el que aumentaba la temperatura del plantea, sino la temperatura del plantea la que aumentaba 800 después los niveles de CO2. Curioso. Y ahora, ¿por qué aumenta la temperatura del planeta, más con un desfase de 800 años cuando el ser humano no tenía poder ni desarrollo industrial? 

Esto lo explicó bastante claro el científico E.W Maunder, quien acuñó el término el Mínimo de Maunder para referirse al periodo entre 1645 y 1715 donde las manchas solares prácticamente desaparecieron, y gracias a ellas pudieron inferir ciclos de once años. Como es lógico el Mínimo de Maunder coincidió con la época más fría de la Pequeña Edad de Hielo debido a los mínimos niveles de radiación cósmica que el sol venía emitiendo. ¿Y qué vendría a explicar esto en la actualidad? Aquí es donde entra Piers Corbyn y su Teoría Solar para Predecir el Tiempo.

Piers Corbyn como reza en su Wikipedia es un meteorólogo, astrofísico y empresario inglés. Es dueño de WheaterAction y es el principal consultor de las estadísticas sobre apuestas climáticas. No sé si alguna vez habéis visto en Bwin que se apuesta sobre si nevará en Londres un día en concreto un junio. Él es el encargado de este tipo situaciones tan divertidas. En la cuestión climática lo importante es la predicción. De hecho cuando algunos de los modelos científicos sobre el clima falla en una de sus predicciones, lo correcto es tirar el modelo entero a la basura y no seguir trabajando con él, algo que nadie nos puede asegurar que ocurra. Piers Corbyn ha sido capaz de predecir con once meses de antelación importantes tormentas que activarían el protocolo de salvamento en una fecha determinada sobre una zona de expansión correcta y hasta la velocidad de los huracanes. Quien quiere tener información veraz sobre el clima tiene que llamar a su puerta y comprársela. Su fiabilidad viene gracias a sus conocimientos sobre la materia y un amplísimo campo de datos que empezó a recoger la temprana edad de quince años. Este ilustre genio fue quien dio nacimiento a la Teoría Solar para Predecir el Tiempo. En palabras del propio Piers Corbyn: "El calentamiento global no esta causado por la actividad del ser humano, sino por cambios cíclicos del sol, los ciclos de la tierra o la acción de rayos cósmicos. No es un fenómeno único en la historia y existen evidencias de que ya sucedió incluso antes de haberse iniciado la era industrial."

Para no seguir aburriendo mucho, tan solamente añadir que la actividad solar se mide por las manchas solares que generan imponentes campos magnéticos que años atrás se pensaban que estaban relacionados con mayor actividad solar. En la actualidad se conoce la correlación entre los rayos cósmicos y la formación de nubes, encargadas de enfriar el planeta. De esa manera a mayor actividad solar, mayor calentamiento. Lo complicado es calentar la totalidad del agua de los océanos para que estos generen elevados niveles de CO2 que suelten a la atmósfera, de ahí que esas emisiones empiecen a guardar relación a partir de 400 años después, cuando los niveles de CO2 emitidos comienzan a ser coincidentes con la alta actividad solar siglos atrás años atrás. Cuando haces coincidir las gráficas del últimos siglo ocurre lo siguiente:

Las conclusiones son más que claras. Sería el sol el culpable del calentamiento de nuestro planeta y no la acción del hombre. Ahora es cuando se podría probar perfectamente porqué ni una sola predicción científica ha sido correcta y sin embargo siguen trabajando con los mismos modelos sin llegar a descartar ninguno. No obstante es más rentable económicamente para el lobby crear una campaña anticapitalista, anticoches y antidesarrollo, porque es la manera que ellos creen de no ampliar la polarización de clases. La ideología está tan impregnada en el ADN que los movimientos activistas han llegado a pedir la prohibición total del cloro, con lo que ello supondría para la supervivencia humana. Las teorías marxistas ecológicas vienen a frenar el desarrollo industrial y la economía, más allá de importarles un pimiento nuestro planeta.

En Estados Unidos las subvenciones pasaron de 170 millones de dólares a más de 2000 millones. Esa es la única realidad no científica del Cambio Climático, por mucho que se demuestre que la actividad solar es la única culpable del calentamiento o enfriamiento de la tierra.


Este texto didáctico que recoge datos reales y que se aleja todo lo posible de cualquier documento científico no viene a cambiar nada, porque resulta imposible luchar contra la fe. Al igual que nadie acabará jamás con ninguna religión, a día de hoy resulta imposible luchar contra el Cambio Climático. Nadie te dará el micro necesario para desmentirlo, porque echar abajo el gran castillo de arena es mandar al paro a cientos de miles de personas que viven de la gran mentira de hacernos sentir culpables de algo de lo que no somos responsables. Duda siempre de todo aquello que no esté abierto a debate, consulta desde tu móvil los datos que nadie venga a demostrar y sobre todo pelea siempre por escapar del rebaño si sabes con detenimiento que no llevan rumbo alguno.

Vivimos en una supuesta sociedad que habla de tolerancia, que parece darte la palabra, que vive de recoger la defensa de derechos incluso inexistentes, pero que a la hora de la verdad te ata las manos y te silencia si te atreves a dudar de sus nuevos valores sagrados, el comunismo. En realidad, no hemos avanzado tanto. Posiblemente no hayamos avanzado nada.

martes, 16 de julio de 2019

El Derecho al Aborto y la Niebla

Veréis, últimamente si es que me leéis, os habréis dado cuenta de que empiezo muchos de los párrafos diciendo veréis. Esto es sencillamente porque es la primera vez que empiezo a escribir para otros, con la intención de dirigirme a un tercero y no con la principal finalidad con la que siempre he escrito que ha sido básicamente la de entretenerme a mí mismo. Si por las razones que fuesen llevas un tiempo visitándome sabrás a qué me estoy refiriendo.


Todo esto viene al caso porque de nada sirve alertar de un fuego en un lugar donde nadie podrá oírte. Digamos que aquí el interés en ser leído sucumbe a las necesidades de hacerme reír a mí mismo, para al menos en un futuro aminorar el llanto interior que me supondrá el rumbo social mayoritariamente colectivo que unos pocos decidieron tomar por el resto.

martes, 9 de julio de 2019

QAnon, Donald Trump y la lucha contra una red de pederastas

EL NACIMIENTO DE QANON


Octubre de 2017. Desde 4Chan un usuario llamado Q comienza a escribir. Dice ser un funcionario del Gobierno de los EEUU con acceso a información clasificada. Aun a sabiendas de que sus primeros avisos serían pasados por alto, cuenta que la investigación iniciada por el entonces Fiscal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Robert Mueller, donde se intentaba relacionar la campaña de Trump con el apoyo de Rusia, resulta ser toda una farsa. Durante esta época todos los medios nacionales e internacionales exportaron como cierta la teoría en la que el Kremlin y una legión de bots informáticos hacktivistas estaban aupando la campaña del partido republicano. Los mass media venden una figura de Vladimir Putin negativizada tras la guerra con Ucrania. Presentar un colaboración común en la sombra entre ambas figuras es algo que ralentizará las aspiraciones de Trump. He aquí cuando Donald Trump reaccionó sin complejos popularizando el término FakeNews.


En la actualidad y tras la investidura de Donald Trump como Presidente de los EEUU, salió a la luz el Proyecto Veritas. Toda la maquinaria de desinformación se puso al servicio los enemigos de Trump. Para algunos fue una tremenda novedad, para otros Q ya nos avisó. Periodistas de la CNN terminaron reconociendo la trama.


viernes, 5 de julio de 2019

Donde la izquierda y la derecha convergen

NOTA AL INICIO

Cualquier imagen que acompañe este texto habrá sido seleccionada de diferentes campañas publicitarias accesibles desde Internet, de lo que se entiende que todas ellas han pasado los diversos filtros legales correspondientes y que todos los menores que se muestren en esta entrada habrán sido autorizados por sus correspondientes progenitores para que dichas imágenes formen parte de las distintas marcas como promoción pública.

Si mi planteamiento inicial os puede parecer muy dispar es sin duda porque ellos os lo han hecho creer así. Si tenéis verdadero interés por asumir otras realidades que ahora no sois capaces de ver, lo primero que os pediría es que os tomaseis el tiempo y la atención suficiente como para leer estas líneas con cierta tranquilidad. Si de lo contrario vais a continuar leyendo con el prejuicio de alguna supremacía moral te invito educadamente a que te marches porque te aseguro que no compartimos una simpatía doblemente recíproca.

Estas humildes líneas posiblemente sean las más importantes de las que dejaré constancia jamás. Para algunos llegarán a ser un canto casi profético, pero afortunadamente para otros muchos no pasan de ser un secreto a voces. Me dirijo a los primeros, puesto que los segundos saben qué tierra pisan. Veréis, la idea principal se resumiría sencillamente de la siguiente manera; tenéis que estar muy atentos.



martes, 2 de julio de 2019

Adolf Hitler, Michael Jackson y el Efecto Halo

Podría parecer ridículo iniciar estas líneas hablando sobre las obviedades que diferencian la verdad y la mentira. Aunque nunca os lo hayáis planteado, verdad y mentira no son las dos caras de una misma moneda, al igual que ninguno de los dos es el complementario del otro. Muchos nos quieren hacer ver que es una cuestión binaria que parte de una misma posición inicial, de hecho la mayoría de los mortales cree que la diatriba entre estas dos posiciones tiene un inicio común, como si la posibilidad de elegir entre dos caminos pudiese tomarse sencillamente lanzando una moneda al aire. Y no, no es así. Es más, esto que te estoy contando podría cambiarte la manera de ver el mundo si sabes incardinarlo en tu día a día. La solución es bien sencilla, verdad y mentira son directamente dos monedas totalmente distintas. La diferencia es que la verdad jamás necesitará justificarse ante nadie con su otra mitad, su otra cara.

Hoy le he estado echando un ojo al documental Leaving Neverland de HBO sobre los testimonios de niños que sufrieron supuestos abusos sexuales por Michael Jackson. Uno de esos niños, ya adulto, narra por primera vez el momento en el que el artista le introduce un dedo por el ano, mientras el niño le pide que pare, que no le gusta y Michael Jackson le contesta que le terminará gustando. En ese preciso instante el plano de aquel testimonio empañado en ojos vidriosos cambia a este siguiente:


miércoles, 26 de junio de 2019

El día que TVE quiso normalizar la pedofilia

Aunque no seamos mayoría, al menos sí que parecemos más avispados que el resto, algo bueno tendría que tener que no te escuche nadie. Es como un virus, como una pandemia edulcorada que algún genio maligno a sabiendas quiso liberar abriendo sencillamente un bote infecto como si fuese un tarro de mayonesa. Da igual que lo veas porque no te pararás a observarlo. De hecho, da igual incluso que te lo cuenten porque tampoco te lo ibas a terminar creyendo. Al ser humano es más fácil engañarle que hacerle ver que le han estado engañando todo el tiempo.

Uno de los tantos objetivos del lobby LGTB no es otro que normalizar la pedofilia, concebir las relaciones amorosas y sexuales independientemente de la edad de ambos, clarificando las perversiones de un depravador como si fuese todo ello la base de una novela romántica, de un amor imposible. Lo explicaré brevemente para que ningún homosexual ajeno o no a la representación de estos luciferinos pueda sentirse ofendido más allá de lo que cada uno en su papel incorruptible de víctima plañidera quiera disfrutarlo. Veréis, el lobby LGTB no es representativo de toda la comunidad homosexual, de hecho tampoco es que lo venga siendo precisamente de ningún objetivo homosexual precisamente. El lobby LGTB no es más que un nicho de mercado influyente y poderoso cuya herramienta para conseguir sus fines no es otra que la falsa venta de la consecución de unos derechos ya adquiridos por la comunidad LGTB. 

Este lobby, del que tú no formas parte por muy homosexual que seas, por muchas manifestaciones a las que vayas y por muy valedor de la causa LGTB que te creas, no deja de ser el Consejo de Administración de una gran empresa. Imagínate un órgano colegiado que se reúne trimestralmente para comentar el balance de mercado en lo más alto de las oficinas de un rascacielos, rodeados de mobiliario absurdarmente caro, sentados en sillas muy incómodas pero muy modernas a la espera de que una señorita mona les sirva una de esas tazas de café de una maquinita moderna de pastillas. En esta mesa hay responsables de marketing, socios de bufetes, empresarios, directores de prensa, sindicalistas y demás interesados en todo aquel yacimiento de donde poder sacar provecho. Como acabas de comprobar, en esta mesa hay de todas las etiquetas, menos precisamente homosexuales, más allá de que algunos lo sean o lo dejen de ser.

Ellos y no tú, homosexual ofendidito, ni tus amigos o amigas reivindicativas, ni el muro de tu Facebook, ni tus followers en Twitter, son los responsables de generar la estrategia necesaria, compatible con su rédito y vuestro engaño. Son ellos los que sacaron la funda roja VIH para iPhone, son los que casaron a los Lunnis, los que obligan por guion a que en primetime no paren de besarse hombres con hombres en programas de ambiente familiar de máxima audiencia, son los que promocionan la figura de modelos estéticos andrógenos, son los que les han planeado el nuevo diseño masculinizado de cejas a las mujeres, son quienes pagan las defensas jurídicas de FEMEN, son los que inundan los medios de comunicación con modelos de conducta y figuras homosexuales, son sencillamente, los que alzan cualquier patrón de conducta que rompa y destruya la institución de la familia tradicional.

De aquí, ya ahora, ofendidito, comprenderás que tú no formas parte del lobby LGTB porque al igual que la mayoría de seres humanos, incluido un servidor, no dejas de ser un don nadie, una herramienta al uso de cuarenta cabrones que te hacen creer más libre mientras te usan como arma arrojadiza para que termines viendo con buenos ojos, muy poquito a poco, las peores perversiones humanas. Ellos y no tú, son los que hoy día 26/06/2019 en el Telediario de TVE mientras nos pretendían informar sobre el tiempo y las oleadas de calor, nos han dejado esta imagen. 


Se ve que al menos guardaron la diligencia suficiente como para no mostrar sus caras, no vaya a ser que la Fiscalía de Menores monte en cólera con aquello de la protección de la infancia y les termine diciendo algo a los responsables de los informativos de Televisión Española.

Por dignidad, el censurado en negro es propio. Al parecer ellos no tuvieron reparo alguno en mostrar a la menor de tal guisa. Imagino que esta es la nueva sociedad que tenemos, la que va pixelando las caras a los menores a la misma vez que legitima la pedofilia. Ahora sí que está en tu mano, ofendidito homosexual, legitimar estos actos con tu bandera.

lunes, 17 de junio de 2019

Netflix, el Caso Alcàsser y las preguntas sin responder

Esperaba con ganas el documental de Netflix, más que por nulo aprecio a la plataforma, sí al menos a Bambú Producciones. Por no alargarme más de lo necesario diré que dicho contenido bajo la plataforma neocomunista luciferina de Netflix me ha parecido aceptable, salvando los bochornosos minutos finales propagandísticos e ideológicos de una situación empujada por el lobby feminista que para nada absolutamente tiene cabida en el Las Niñas de Alcàsser. Podríamos decir que ese ha sido el precio a pagar por disponer de la repercusión mediática que a día de hoy tienen estas plataformas interactivas de contenido VOD.


viernes, 24 de mayo de 2019

Internet está tan aburrido que estoy empezando a salir a la calle

Creo que la diversión en Internet guarda una relación directa con el mundo de la política a nivel nacional. A fin de cuentas el grosso de la situación periodística lo mueven quinientos cabrones que viven a costa del resto de currantes. Si esa caterva de improductivos no tiene nada que contar, los otros tantos de miles que viven de diagnosticar el color exacto de las heces hegemónicas no tendrán nada con lo que generar contenido. Al mundo le interesa el conflicto, de hecho a todos nos interesa el conflicto. La indiferencia aburre hasta a quien dice necesitarla. Es tan importante tanto generar odio como generar amor.

No obstante no he vuelto a escribir por aquí para contaros nada de lo anterior. El caso es que el otro día salí a la calle. No es que viva en una cueva, pero sí es cierto que el agradable sol de estas pasadas semanas le hace a uno sacar los cuernos al sol. En un paseo matinal me topé con algo que me llamó demasiado la atención. Verán, soy un tipo afortunado, me explico. El tiempo me ha tratado lo suficientemente bien como mantenerme al lado de mis seres queridos y el destino no me ha arrebatado a nadie que al menos por razón de edad no fue del todo una sorpresa. Muchas veces da hasta miedo dejar constancia de un pensamiento así, porque parece que por el mero hecho de nombrarlo vaya a tener que ocurrir justo lo contrario. Creo que los auténticos problemas de la vida son precisamente los que te impiden pensar hasta en ellos mismos, porque los mazazos vienen de tal manera que incluso cuesta creerlos. Todo lo demás son minucias que ocupan nuestros pensamientos porque precisamente estamos creados para vivir desde el conflicto. Con todo esto, con lo de ser un hombre afortunado, os quiero decir que jamás he tenido la desgracia de tenerme que enfrentar a un duelo que no correspondiese, por eso, además de por otras tantas cosas más, le guardo un profundo respeto al comportamiento de todo aquel que haya perdido a un ser querido inesperadamente, puesto que sería incapaz de entender las razones que le llevasen a hacer cualquier cosa de las que estuviese haciendo.

Pues resulta que en uno de estos paseos de los que os hablo me encontré con un vehículo que llevaba un conjunto de pegatinas familiares. En él estaban representados desde dos abuelos, hasta un padre con tres hijos y finalmente una mascota. Guardo una foto de aquello, pero he encontrado las pegatinas a la venta por Internet y prefiero mostraros lo que a mí me llamó la atención de todo aquello respetando al máximo lo que vi, que a pesar de estar a la luz de toda una vía pública, debajo de cada dibujito estaban escritos los nombres de cada familiar. El caso es que de los tres hijos pequeños, uno de ellos era precisamente este.


Al principio no me di ni cuenta y todo me pareció muy entrañable. Siempre me agrada ver en un coche el típico regalo colgado del retrovisor que los hijos hacen para el día del padre o de la madre, son como pequeñas señas de que no está todo perdido. Pasé de largo con una sonrisa esbozada, pero algo me hizo volver sin saber muy bien porqué, así que empecé de izquierda a derecha a disfrutar del gracejo de los trazos y fue ahí cuando me di cuenta que se trataba de un ángel que estaba justo entre sus dos hermanos.

Creo que una de las últimas cosas que hubiese hecho en esa situación sería la de plasmarlo en pegatinas a la luz pública en un vehículo, pero no obstante, lo que sí pensé es en la bendita suerte de no tener ni siquiera ni que planteármelo hasta haberme cruzado con ello por la calle. Afortunadamente hasta ahora no he podido desarrollar la capacidad de entender jamás este tipo de acciones y ojalá no tuviese que llegar a entenderlas nunca. Solo quiero desearle lo mejor a esta familia que no conozco y agradecerles la valentía de recordarle a todo el mundo que estamos aquí de paso, y que aun con dos alas que te lleven al cielo y la edad todavía para soñar que puedes volar, tener la fortaleza para llevar los brazos levantados y una sonrisa que alimente el alma.

miércoles, 3 de abril de 2019

Barack Obama y una gorda vegana que pasaba por allí

Hay momentos en los que se te presenta la oportunidad de ciscarte en los muertos de alguien, sea conocido o sea famoso, no por criticar gratuitamente, sino porque a veces la vida te la pone botandito y no te queda otra romperla aunque la embarques. El caso es que yo suelo ser de los que en esos momentos le pega a romper muy a riesgo de mandarla a tomar por culo, situación por otra parte a veces bastante habitual al igual que divertida. Suelo tener esa suerte, soy de los que dicen que no entiende cómo puede haber veganos gordos a la misma vez que aparece como de la nada una gorda indecente de la reunión que dice serlo y que pidió ensalada para comer delante de todos a pesar de que se encuentra a pocos kilos de darse la vuelta como un choco. Lo importante es saber reaccionar, pero no pidiendo perdón, todo lo contrario, más cuando la ofensa está en no comer nada de origen animal y presumir de una dieta sana y equilibrada mientras vistes ponchos vaporosos para no marcar ni un gramo de tus rollizas carnes.

Esto es lo que le pasó a Junior, Diego Carrasco y Tomasito cuando decidieron hacer "flamenco fusión" con Barack Obama. Me gustaría saber si ahora que lo tienen cerca en la WTTC 2019 en Sevilla y en caso de que fuesen contratados, serían capaces de repetir tal actuación, de la que a día de hoy no sabría cómo calificar, o por el contrario, terminarían pidiendo perdón a la gorda vegana, en forma de un tablao flamenco con la seriedad que merece. No sé si me explico. Cuando la vida te la pone botandito tienes que asumir con seguridad tanto el golazo como los cristales rotos de cualquier ventana, porque aunque no lo creas el comentario te puede salir rana y lo importante no está en rectificarlo si crees que te has equivocado, sino en volver a repetirlo si tienes la seguridad de estar en lo cierto, por mucho que pueda llegar a ofender.

miércoles, 27 de marzo de 2019

La única y verdadera razón de las declaraciones del Presidente de México

Por diversas razones he tenido la posibilidad de dedicar algunos momentos del día a escuchar ciertos análisis periodísticos en relación a las últimas declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, quien bajo su Secretaría de Exteriores ha mandado una carta dirigida a la Casa Real Española donde exigía el perdón público del Rey Felipe VI en relación a los abusos, que según él, sufrió su pueblo durante la conquista de Hernán Cortés. La respuesta popular, por así decirlo, a través de nuestros distintos medios ha ido enteramente dirigida a corregir los errores históricos que así reflejaba el Presidente de México, conocido electoralmente por sus siglas como AMLO. Lo que me ha sorprendido es que no he escuchado de nadie el verdadero porqué de tal insolencia y gratuidad dañina, más aun viniendo de alguien cuya esposa es precisamente historiadora. Con esto vengo a mostrar que AMLO es amplio conocedor de la verdad histórica y paso a relataros el auténtico porqué de dicha misiva.


lunes, 18 de marzo de 2019

El Internet del Outfluencer

Desde hace un tiempo, además de recibir insultos por e-mail, me ha llegado alguna que otra propuesta y que aprovecho desde aquí para agradecer el interés. En concreto quiero referirme a una en la que se me abrió la posibilidad de colaborar con un canal de Youtube. Era como un proyecto común en el que yo solamente tendría que convertir los textos en una especie de guiones, para que más tarde, alguien agradable de ver y que hace creer que trabaja solo en su cuarto, vomitase a cámara historias como si fuesen suyas. El argumento de mayor poder con el que pretendía convencerme era el de que mi mensaje, de esa manera, podría llegar más lejos. Si el proyecto en sí ya me parecía poco motivador, la idea de llegar más lejos fue precisamente el remate final.

Yo entiendo que puede resultar extraño escucharlo de alguien que humildemente escribe por el mero hecho de entretenerse a uno mismo y por la razón real de que aporrear un teclado me salga más barato que costearme un psicólogo. Escribir me ayuda a poner mis ideas en orden, me atempera. Es como mantener una interesante conversación conmigo mismo donde soy yo quien me pregunto y me contesto lo que me da la gana, sin más pretensión de llegar hacia donde no quiero ir. La tediosa figura de un predicador me queda tan lejos como la de un cura. Nunca he querido convencer a nadie de nada. Pensar que estemos en Internet para decirle a los usuarios cómo deben pensar me hace ver positiva la idea del apagón tecnológico.

Odio las redes sociales. O mejor dicho, odio el mal uso actual de todas y cada una de las redes sociales. Facebook es la parada de autobús donde tu tía juega a conseguir vidas del Candy Crush, Twitter es una fosa común de odio y resentimiento, un lugar realmente tóxico y enfermizo, Instagram es donde tu colega se cree que lleva la vida de Sergio Ramos y Youtube es donde un millenial ha terminado subiendo vídeos de más de veinticinco minutos porque piensa que dos veces por semana tiene algo que contarte como para prestarle atención durante una hora. Las redes sociales son las nuevas discotecas y yo siempre fui más de echar las noches hablando tirado en soportales para resguardarme del frío.

Me gusta el texto, me encanta. Es la mejor manera de preseleccionar a quién quieres realmente dirigirte. El texto requiere de ese plus de interés que siempre he buscado, de esa poca accesibilidad de vídeo patrocinado, de tendencia. El texto es la antigua vía de comunicación que llama la atención de quien verdaderamente vale la pena, es quien te filtra sin necesidad de usar algoritmos. Dicen que fue Manuel Azaña quien dijo que en España la mejor manera de guardar un secreto era escribirlo en un libro y creo que en parte eso es lo que hago. Por muy extraño que parezca no todos queremos llegar más lejos, así sin más, por el mero hecho de llegar.

Internet se ha convertido en una absurda jungla en la que todos pueden crear contenido y donde día tras día resulta más complicado saber optimizar a quién dedicarle tu tiempo. Es como un supermercado con tanto género que te abruma y paraliza y del que al final te terminas llevando dos bandejas porque sí, casi al azar, por probar, muy posiblemente de las más accesibles de todas. La red de redes se ha convertido en un lugar difícil donde la calidad está inversamente relacionada con el alcance del contenido.

Está el Internet común, el de las Redes Sociales, la DeepWeb, el Internet de las Cosas, o posiblemente el más utilizado, el Internet del Porno. Yo hoy quiero reivindicar desde aquí el Internet del Outfluencer. Este modelo se basa en alguien que escribe para él mismo y que de vez en cuando sus miserias podrían llegar a interesarte. El Outfluencer es alguien que no se debe a ti, ni a sus seguidores si es que los tuviese, ni a ningún patrocinador, es alguien que vive y come de otra actividad, alguien cuya única recompensa es el placer de poderse dedicar tiempo a sí mismo. Un Outfluencer es una cara común sin ego, alguien que primero se ríe de él mismo. A veces un loco con ciertos destellos y otras tantas un vagabundo por quien te cambiarías de acera. Un Outfluencer es alguien con algo interesante que contar, pero con nadie que quiera escucharle. Un Outfluencer es alguien al que no le leen ni en su casa porque ni tan siquiera allí saben que es un Outfluencer. A muchos os podrá parecer una parida, pero las conversaciones más importantes son las que se tienen en voz baja.

domingo, 24 de febrero de 2019

Cuando el único y verdadero sentido de la vida está representado en el Ragnarök

De vez en cuando al ser humano le da por pensar, aunque sea en la ducha o sentado en el baño. Pensar es como desfragmentar el disco duro, es una especie de limpieza interior, un reseteo necesario para ordenar conceptos e ideas que vamos acumulando y que poco a poco vamos almacenando en el trastero olvidado de los recuerdos. Un peligroso compendio de cacharros de esos que se dejan a la entrada de un almacén porque en su momento no apeteció colocarlo bien al fondo de la estantería, por prisa, por desidia o por impaciencia. Pensar es sinónimo de salud, es significativo de que algo estás haciendo bien, más allá de hacia donde te termine llevando.

Llevo un tiempo planteándome con mucha seriedad ciertas cuestiones sobre el sentido de la vida, el clásico de dónde venimos y hacia dónde vamos y la verdad es que encontrar estas respuestas en tu interior puede resultar una actividad bastante complicada. A quién acudir creo que debería considerarse el primer interrogante vital de esta encrucijada, de este muro solitario que por mucho que grites delante de él jamás te devolverá eco alguno. Lo veo como algo muy parecido a pasear por un plano desértico rodeado exclusivamente de una perfecta línea que marca el horizonte, sin camino alguno marcado, sin la única compañía que la de uno mismo.

viernes, 1 de febrero de 2019

La Teoría del Equilibrio y el nuevo espectro político en España

En unos de primeros post os presentaba la que resulta para mí una de las verdades incontestables desde que el mundo es mundo o al menos de que está poblado por seres humanos. La Teoría del Equilibrio quedó más que representada cuando un youtuber de esos que dicen ser apolíticos pero es más rojo que la sangre le puso un micro a un ancianete preguntándole por el auge de VOX y éste buen hombre contestó: "Cada vez que alguien se suena los mocos con la bandera de España nace un fascista." Y la verdad es que independientemente de los términos que use cada cual para definir lo que le plazca, razón tenía. Hoy os quiero explicar porqué la irrupción de VOX es lo mejor que podría haberle pasado al espectro político en España, independiente del sesgo ideológico que poseas. Es más, a quien más pudiese beneficiar esta turbulencia si a los mandos de la nave hubiese alguien con cabeza sería al PSOE.

España lleva desequilibrada políticamente desde que Adolfo Suárez y su UCD recibieron las puñaladas traperas de los mismos que le auparon al poder. La estructura política de todo país sensato solamente puede estar formada por partidos de números pares de dos formas distintas: el bipartidismo o la ruptura fundamental de la inexistencia de ningún partido de centro. No es necesario que os fijéis en los años exactos de la fundación de cada partido, ni tan siquiera si todos ellos se presentaron a las mismas elecciones, simplemente quedaos con el concepto gloabl del asunto. Lo veremos con los siguientes ejemplos.

PRIMERA ETAPA

Comenzamos nuestra historia reciente con tres partidos punteros y fácilmente identificables por sus posiciones, con uno de ellos abiertamente centrista. Durante la transición española fue posiblemente cuando más cordura política existió en el Parlamento y en el resto de todas las instituciones públicas. Desde el panorama político podríamos decir que comenzamos la democracia de una manera demasiado correcta, incluso para ser españoles.


miércoles, 30 de enero de 2019

El Caso Julen y la feminización del efecto Timmy O'Toole

Si has entrado aquí esperando encontrar morbo ya puedes volver por donde has venido. Si por el contrario eres de lo que buscas otras fuentes de información y otro prisma diferente porque los tradicionales te dan arcadas, adelante. Muy posiblemente aquí te sientas como en casa. Adelanto que este post nada tiene que ver con las causas o la investigación del suceso de Julen, sólo y exclusivamente con el análisis del tratamiento mediático por parte de los medios de comunicación. Si venías a la espera de jugar a Crímenes Imperfectos, por favor, cierra al salir.

Si tuviese que quedarme con tres momentos televisivos esperpénticos tendría muy claros cuál elegir. Mis dudas irían más relacionadas sobre cómo posicionar ese podium de medallas. Me he pegado varios años con Telecinco desintonzada, por principios,  hasta que cambié de televisión y la verdad, no caí en volver a posiciones anteriores. La diferencia es que la calidad periodística matinal es de tal bajeza moral  que a día de hoy si quisiese continuar con mi cabreo personal no me quedaría otra que desintonizar la mayoría de ellas, y tampoco es plan de vivir aislado de la mierda, no vaya a ser que un día te llegue a salpicar y encima sin que te des cuenta.

El otro día me acordé de cómo el programa de Ana Rosa Quintana consiguió la confesión de Isabel García, mujer de Santiago del Valle, asesino de Mariluz, que no pudo haberse dado en los tribunales. Atentos a al gran frase: "Me la voy a llevar porque no me la va a quitar nadie. Y no va a hablar con nadie más". Nadie sabe cómo, pero la causa contra AR, Telecinco y Cuarzo quedó archivada.