viernes, 31 de agosto de 2018

Luces y sombras del Caso Marta del Castillo

NOTA AL INICIO

Comenzar estas líneas mostrando todo el apoyo y respeto a sus familiares y amigos y deseando de todo corazón el hallazgo del cadáver para, además de poder ofrecerle cristiana sepultura, alumbrar sobre todos esos hechos judiciales que a día de hoy no tienen respuesta y cuya responsabilidad penal, hasta ahora, no ha podido recaer en su totalidad sobre quien o quienes debiese.

Todos somos conocedores, aunque no sea en orden y fecha exacta, de los hechos acaecidos en el Caso Marta del Castillo. Una desaparición que en principio podría parecer al uso, pero que diversos detalles hicieron de ella un evento mediático más allá de cualquier otra tragedia de similares características.


Dicen que las desapariciones venden más cuando en ellas se encuentran involucradas jóvenes menores de edad atractivas debido a que el morbo periodístico del móvil de una violación siempre se encuentra más latente que si el desaparecido resultase ser un varón. A muchos lectores les podría parecer cruel concretar en voz alta algo más que objetivo, como si fuésemos mejores personas por pensarlo en nuestras casas pero negarlo del felpudo hacía fuera. Bastaría con darse una vuelta por la Asociación SOSDESAPARECIDOS para comprobar la veracidad de estos hechos. No obstante, el Caso de Marta del Castillo no se iba a regir solamente por la idea anterior. Lo mediático de su interés dependía de algo más que, al menos hasta ahora, todos los casos anteriores habían carecido.

LOS PADRES DE MARTA

Los primeros interesados en mediatizar la desaparición de su hija fueron la propia familia, manteniendo la falsa creencia de que sería lo mejor para resolverlo. Entiendo que desde la buena intención mantuvieron a la prensa informada en todo momento y así el interés público se elevaría en todo su auge. De esta manera, con los focos y las cámaras apuntando a los investigadores, la Policía Nacional invertiría la totalidad de sus medios, manteniendo un nivel de exigencia bastante por encima de la media, una actitud más parecida a la de tirarte piedras sobre tu propio tejado. Por lo general, la mayoría de portavoces familiares en estos casos se encuentran a años luz de tener conocimientos legales en vistas a un futuro juicio y es por ello por lo que cada rueda de prensa, declaración, artículo de periódico o mesa de debate de programa matutino intoxica y desinforma, creando con ello una oleada de falsos testigos, informaciones erróneas, llamadas de bromistas o incluso oráculos que aseguran dar con el paradero de su hija por tan solo el cobro de una bonita cifra.


Las diligencias comienzan a viciarse de tal manera que los testimonios se asemejan en demasía a los propios detalles que se filtran a la prensa días antes de la toma de algunas de las declaraciones, prueba de ello que ni algunos de los reconocimientos fotográficos sean válidos, debido a que los abogados sabrán tirarlos por tierra argumentando que yerran a la hora de averiguar si esa cara la vieron realmente a una hora determinada en un sitio concreto o se han confundido con la infinidad de imágenes publicadas en todo tipo de medios de comunicación. Una cosa es informar y otra bien distinta es desmigar unas investigaciones previas hasta tal punto que días antes de la primera detención los principales implicados ya tenían conocimiento de que sus teléfonos se encontraban intervenidos, por lo que lo único que tendrían que hacer es no hablar demasiado por ellos.

El porcentaje de circo que tuvo este caso comenzó en este preciso momento, cuando Antonio del Castillo, el padre, comentó a la prensa que un vecino había oído un grito, pero que ya él no puede comentar nada más. Solo Antonio del Castillo sabrá qué intenciones le llevaron a ofrecer esa información. Dentro del siguiente link tenéis además el vídeo del momento concreto de la comparecencia ante los medios.


Todo esto llevó, además de investigar esa prueba, a la siguiente noticia por parte de la prensa.


Fíjense en la importancia de lo que pudiese parecer en principio un simple comentario. Aquel testimonio, del que se desconoce si fue cierto o fue una invención del propio Antonio del Castillo, mantuvo una hora fijada sobre las 21:30 horas, a pesar de que fuese bastante posible de que Marta del Castillo en esos momentos, ni se encontrase cerca del portal de su casa, si tan siquiera se encontrase ya con vida.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, TUENTI Y LOS MENORES DE EDAD

Gran parte de los medios de comunicación, como siempre, comenzaron a rentabilizar el caso con especiales de mala muerte, declaraciones sacadas de contexto y críticas gratuitas hacia los investigadores exigiendo detenciones veloces y resultados a medias para tranquilizar a unas masas que se habían volcado desinteresadamente en la búsqueda de una vecina y amiga.

Todos los medios de comunicación obtuvieron y publicaron de los perfiles no restringidos de la red social Tuenti, los datos, las imágenes y las conversaciones por comentarios que mantenían entre los principales implicados y la desaparecida, haciendo con ello juicios de valor para nada relevantes con la investigación. La audiencia estaba tan enganchada a los matinales y los telediarios que los espacios publicitarios multiplicaron el precio de sus segundos por cada anuncio. La máquina de generar beneficios se había puesto a funcionar sin que tan siquiera nadie lo hubiese pedido.


Tanto fue así que la Fiscalía tuvo que intervenir y solicitar la indemización de 100.000€ por diversas producciones emitidas en Telecinco contra Gestevisión Telecinco S.A., Cuarzo Producciones S.L. y Mandarina Producciones S.L, por apariciones televisivas de la novia de Miguel Carcaño, Rocío, menor de edad en esos momentos.


El espacio dirigido por Nacho Abad, Rojo y Negro, emitió una entrevista a cara descubierta de la menor. De estos hechos solamente se pueden sacar dos conclusiones: la primera es que se desconocían los términos legales y las responsabilidades con las que estaban trabajando, de lo que se concluye que el equipo televisivo estaba formado más bien por una buena panda de ignorantes en Derecho en aquel momento, algo fácil de dudar. La segunda es simplemente más sencilla, una ética periodística nula y un trabajo a sabiendas de que la audiencia y el pago de los espacios publicitarios iban a salir más que rentables ante una posible indemnización por parte de la Fiscalía de Menores. Una falta total de respeto a las instituciones que estaban integradas al cien por cien en la resolución del caso y en la búsqueda de Marta del Castillo.

Al igual que ocurrió años después durante una conexión en directo con Ana Rosa Quintana, por la cual fue imputada junto a sus colaboradores, entre ellos Nacho Abad, tras la confesión de Isabel García, discapacitada psíquica y mujer de Santiago del Valle, asesino de la niña Mariluz Cortés.


De lo que se observa que el precio a pagar es muy rentable cuando hablamos de audiencias. Recordemos que el buen hacer y la ética periodística de todo código deontológico lleva consigo dirigir las declaraciones y las informaciones obtenidas si fuesen consideras relevantes para una investigación al juzgado correspondiente, pero ni mucho menos coaccionar para obtener en directo lo que más tarde venderán ellos mismos como una exclusiva.

LOS IMPLICADOS


Miguel Carcaño, asesino confeso, atractivo joven que cautivaba más allá de la televisión, incluso recibiendo un sin fin de declaraciones de amor por parte de adolescentes que juraban esperarle para tener un hijo suyo. Un caso más de hibristofilia femenina. Único condenado a quien le dedicaremos un espacio aparte.

Samuel Benítez, amigo del anterior, absuelto por los delitos de encubrimiento. Su coartada lo mantuvo siempre lejos de la casa de León XIII al menos en el momento en el que se produjeron los hechos. Su participación no quedó demostrada en el traslado del cadáver a pesar de las declaraciones que le inculpaban.


Francisco Javier "El Cuco", amigo de los dos anteriores. Menor de edad, condenado por encubrimiento en los Juzgados de Menores. Independientemente de la intervención de éste en cualquiera de los hechos acontecidos, lo más interesante es que de su implicación como menor de edad se recogen dos sentencias paralelas sobre los mismos hechos en dos juzgados diferentes y de éstas se recogen contradicciones sobre unos mismos hechos.


Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño. Para muchos el cerebro de la operación, incluso según la última declaración de su hermano el homicida que acabo con la vida de Marta del Castillo. De profesión vigilante de seguridad, con acceso a armas de fuego y de caracter frío y calculador. Además de las inmumerables declaraciones cambiantes de su hermano, un taxista lo sitúa en momento y hora, lo que le inculparía debido a las incongruencias con su propia declaración.



María García, pareja de Francisco Javier Delgado. Utilizaba el piso de León XIII para estudiar. Se barajaba la posibilidad de que ella estuviese al tanto de los hechos, incluso de que estuviese presente. Se le han achacado altas conexiones con las altas esferas del PSOE-A, lo que en principio los contactos suficientes como para tener una defensa formada por mejores profesionales, pero sus declaraciones se tuvieron en cuenta en la misma graduación que el de cualquier otro implicado.


LOS HECHOS PROBADOS

A pesar de todas las malas verdades y las buenas mentiras publicadas, lo cierto y real es que de la sentencia condenatoria solamente se pueden recoger los siguientes hechos probados. Vamos a dar un paseo objetivo por dichos acontecimientos para reordenar judicialmente la historia, obviando diversos detalles sin importancia.

El 24 de enero de 2009 Miguel Carcaño se acerca sobre las 17:30 a la calle Argantonio 3, donde residía Marta del Castillo. En las inmediaciones, junto a una placita, comparten la tarde junto a El Cuco, hasta las 19:30, que deciden ellos dos, Marta y Miguel, emprender camino en moto hasta el barrio de Triana.

Tras verse con unos amigos de Marta, a las 19:55, ambos llegan a la casa de Miguel, sita en la calle León XIII. En ese mismo momento se encontraba en la morada su hermano, Francisco Javier, quien se ausentó sobre las 20:40, dirigiéndose a casa de exmujer hasta las 23:30, cuando su actual pareja María García le acercó al bar donde trabajaba, estando allí hasta las 03:10, regresando a su casa de León XIII a las 04:00.

Durante algún periodo de tiempo cuando ya Francisco Javier abandonó el domicilio de León XIII, se inicia una pelea entre Marta del Castillo y Miguel Carcaño en el que este último terminó golpeándola con un cenicero en la cabeza, comprobando acto seguido la inexistencia de pulso ayudándose de un tensiómetro.

Tras esta desagradable situación aparece El Cuco. Reconoce la sentencia que entre estos dos individuos y un tercero desconocido hicieron desaparecer el cuerpo ayudándose en primer lugar de la silla de ruedas de la que hacía uso la propia madre ya fallecida de Miguel Carcaño, desconociendo la ubicación. A las 22:15 El Cuco y Miguel se separan, llegando éste a las 22:50 a la vivienda de Camas, donde residía con su novia y el resto de la familia de ella.

A las 00:15, María García aparece en la vivienda ya vacía, quedándose hasta las 02:01 estudiando, momento en el cual se fue a dormir, despertándose a las 04:00 tras las llamadas de su pareja, Francisco Javier, que le solicitaba la apertura de la puerta.

Francisco Javier recibe llamadas a las 04:22 preguntando sobre el paradero de Marta y éste llama a su hermano Miguel para que se acerque a la vivienda de León XIII tras el revuelo que se ha creado. Sobre las 05:00 llega Miguel afirmando que dejó a Marta en su barrio sobre las 21:30.

Queda probado que Samuel Benitez se encontraba desde las 12:00 hasta las 02:00 en Montequinto, localidad perteneciente a Dos Hermanas.

Esta es sencillamente la verdad judicial, la objetividad probada, los hechos demostrados. La importancia de este relato reside en el juego de horas. Los minutos son tan importantes que de ellos dependen las coartadas y la sostenibilidad de los testimonios de cada uno de los inculpados. De ahí la importancia de que un taxista situase a Francisco Javier entre las 00:15 y las 00:30 realizando un traslado entre el cruce de las calles Luis Montoto y Juan Antonio Cavestany dirección León XIII o de que entre la 01:30 y las 03:00 no quedase registrada absolutamente ninguna consumición en el local de copas que él regentaba. Hechos estos que de por sí solos no contribuyen prueba fehaciente alguna, pero que de alguna manera o de otra están ahí.

Por otra parte no queda otra manera que dar como probada el testimonio confeso de un asesino sobre los hechos acaecidos aquella noche, siendo bastante claro a la hora de reseñar las lesiones tras golpear a Marta con un cenicero, aun no pudiéndose demostrar científicamente ya que la inexistencia de cadáver lleva consigo la imposibilidad de ningún informe forense de autopsia. No obstante, este testimonio de Miguel tiene bastante relevancia jurídica y aunque parezca que no mide sus palabras, busca en todo momento su beneficio jurídico. Todo esto lo veremos más adelante.

LAS DOCE DECLARACIONES DE MIGUEL CARCAÑO

La prensa siempre prefirió hablar de seis o incluso siete versiones cuando sería bastante más correcto hablar de doce declaraciones en total, de entre las cuales el principal sospechoso se dedica a dar saltitos entre todas ellas como si de una rana en una charca de nenúfares se tratase. Si las ordenas en fecha y te paras a analizarlas, cada giro argumental comienza a tener cierto sentido a pesar de que otros muchos detalles a día de hoy no se les haya encontrado más razonamiento que el que se le pueda asignar a un mentiroso compulsivo.

Primera declaración - 26 de Enero de 2009
Que Miguel Carcaño estuvo con Marta y por la tarde habló con el Cuco para verle por la noche. Que estuvo en la casa de ella y la dejó a las 21:30 regresado a Camas a las 22:30. Sobre las 00:00 le llama Samuel preguntándole por Marta y le dice que a las 21:30 la dejó en su casa. A las 01:15 le llamó la madre de Marta culpándole de la desaparición.

Segunda declaración - 26 de Enero de 2009
Añade que a las 04:20 le llamó su hermano, Francisco Javier, diciéndole que fuese al domicilio de León XIII. Que llegó sobre las 05:20 y que contó que dejó a Marta en casa sobre las 21:30.

Tercera declaración - 13 de Febrero de 2009
Una vez ya se habían conocido los restos de sangre de su chaqueta.
Que le dio muerte con un cenicero de propaganda de un bar llamada Nocturnidad y Alevosía, que comprobó que no respiraba y llamó a Samuel para que fuese sin darle más detalles. Que llegó sobre las 21:30. Que transportaron el cuerpo en moto y la tiraron al río junto al cenicero. Que el Cuco no había hecho nada, reconociendo que portaba la chaqueta esa misma noche donde se encontró la sangre.

Cuarta declaración - 14 de Febrero de 2009
20 horas después.
Que no recuerda bien la hora de llegada de Samuel. Que observó un vehículo estacionado donde se encontraba el Cuco, un Volkswagen Polo de color blanco de su madre. Que la metieron en la parte de atrás del coche y la tiraron junto al cenicero. Que se separaron entre las 22:15 y las 22:30.

Quinta declaración -15 de Febrero de 2009
Añade que llamó a Samuel sobre las 20:40 y desconocía porque apareció el Cuco y que no limpio la sangre de su dormitorio.

Sexta declaración - 16 de Febrero de 2009
Que comprobó que Marta no respiraba hablándole y poniendo el oído en el pecho de ella. Que salió a llamar a Samuel sobre las 20:55 desde una cabina. Que al regresar al domicilio el móvil de Marta recibió una llamada de su amiga Cristina sobre las 21:00 sin contestar. Que estuvo media hora cogiéndole la mano hasta que Samuel llamó al porterillo sobre las 21:25. Que se encontró a Samuel y el Cuco en el vehículo de la madre. Que no es cierto el uso de una silla de ruedas para ayudarse a sacar el cadáver. Que no llamó a su hermano, ni se encontraba en el piso ni les amenazó. Que en la tercera declaración le dijeron que tanto Samuel como el Cuco le habían implicado.

Séptima declaración - 10 Marzo 2009
Una vez llegan las pruebas de la Policía Científica.
Que el cenicero lo guardó en su moto, que desconoce los restos de ADN de el Cuco en su dormitorio ni de Marta, pero que tras golpearla puso el cenicero en su cama. Añadió que no es cierto y desconoce porque Rocío, su pareja hasta esos momentos y menor de edad, testificó que vio su pantalón manchado de sangre y chorreando del agua que él le echó. Que no es cierto que la llamada de Cristina a su amiga Marta se produjese sobre las 20:30, que fue más tarde y que su hermano no se encontraba en el piso. Que no es cierto que vecinos le viesen a la 01:30 en León XIII. Insiste en que Marta está en el río. Que Samuel y el Cuco decidieron tirarla. Que él salió primero de la vivienda y no volvió para limpiar nada.

Octava declaración - 16 de Marzo 2009
Una vez realizada la reconstrucción de los hechos.
Que Marta y él bebieron Bacardí y se hicieron unos porros sin que hubiese nadie en la vivienda. Sobre las 20:40 llegó el Cuco. Que se besaron en el salón y pasaron al dormitorio para tener sexo quedándose el Cuco en el salón. Que volvieron al salón y él se encontraba mal y Cuco intentó besarla, negándose ella. Que el Cuco le dio un puñetazo. Que intentó mediar en la pelea pero el Cuco sacó una navaja tipo mariposa y éste arrastrándola la llevó hasta el dormitorio donde la violó con un calcetín en la boca y la navaja en el cuello. Le ató luego las manos a la espalda y la estranguló con un cable alargadera. Que el Cuco comprobó con un tensiómetro que no estaba viva. Que llegó Samuel y entre los tres con bolsas de basura ocultaron el cadáver por una lado y las pertenencias por otro. Que la sacaron con la silla de ruedas y la arrojaron al contenedor de la misma calle. Que en otro contenedor contiguo arrojaron la bolsa con las pertenencias y el cable alargador.

Que reconoce que un vecino le viese con la silla de ruedas pero que a una hora diferente, sobre las 22:30 y que entró a casa a limpiar. Fregó con lejía y amoniaco. Que a las 22:50 llegó a Camas. Que Estefanía, la novia de Samuel, le llamó para que llamase a Samuel y le dijo que aunque el enano, refiriéndose a el Cuco, la hubiese liado tendían que ayudarle. Se inventó lo del cenicero con la inscripción porque tenía encasa uno similar. Que su hermano nada tiene que ver.

Novena declaración - 17 de Marzo 2009
Tras otra reconstrucción de hechos.
Que tiene miedo y teme por su seguridad en prisión. Que ambos, el Cuco y él, agredieron y violaron a Marta y que él colocó el tensiómetro comprobando que no mostraba signos de vida y que tiro el cable a una papelera. Que ni Samuel ni su hermano tuvieron nada que ver.

Décima declaración - 9 de Septiembre de 2009
Alzado el secreto sumarial.
Tras recibir Miguel la visita en prisión de Soledad Gómez Cortes, madre de Rocío quien era su pareja en aquellos momentos, regresó a su versión de la tercera, cuarta y quinta declaración, volviendo nuevamente a los incidentes relacionados con el cenicero. Que llegó el Cuco y que llamaron a Samuel y que entre ambos se llevaron el cadáver y él regreso a limpiar. Que un familiar de Samuel le amenazó y que tomaría represalias contra Roció y su madre Soledad.

Que además las declaraciones las hizo bajo los efectos de la heroína que consiguió en la cárcel y que otras las hizo por sentimiento de culpa. Que desde que ingresó en prisión no ha tenido contacto alguno con su hermano.

Undécima declaración - 9 de Septiembre de 2009
Mantuvo en la fase indagatoria la misma que en fecha.

Duodécima declaración - 9 de Septiembre de 2009
Durante el plenario matizó su versión añadiendo que se inventó la agresión sexual para evitar un jurado popular. Leyó la declaración del 17 de Marzo y recalcó que involucró a el Cuco porque él involucró a su hermano. Que realizó esas declaraciones sobre los efectos de la heroína. A pesar de esto en esta ocasión no modificó el contenido de la conversación con Samuel al decirle que el cuerpo de Marta se encontraba todavía en el coche.

Podría resultar lioso, pero aquí tenemos ordenadas el contenido resumido de las doce declaraciones de Miguel Carcaño y las diferentes versiones que narra. De esto tendríamos que tener en cuenta especialmente las siguientes situaciones que ocurrían paralelamente:

Algunas aclaraciones sobre las doce declaraciones de Miguel Carcaño

Mientras los días pasaban y Miguel Carcaño cambiaba sus declaraciones, el resto de implicados, especialmente El Cuco, declaraba a su vez tanto en el Grupo de Menores de la Policía Judicial como en el Juzgado de Menores. Fue el 15 de febrero de 2009 cuando el Cuco oficialmente situó a Francisco Javier en el momento de los hechos. Folio 3 del siguiente acta de reconocimiento que se expondrá en el siguiente apartado.

Desconociendo en qué momento le llega esta información a Miguel Carcaño, es aquí cuando el giro de versiones insospechadas se convierte en una especie de sin sentido en la que en cada declaración, Miguel, es capaz de incriminar o eliminar a cada uno de sus dos amigos, Samuel y el Cuco, haciendo hincapié en todo momento en que su hermano no tiene absolutamente nada que ver, si se encontraba en el domicilio, ni se comunicaron en relación al caso.

Como él mismo dijo, autoincriminarse de un delito de agresión sexual le sirvió para evitar el jurado popular, lo que evitaría una condena de antemano por el juicio social paralelo que se estaba viviendo. Comentó que se lo había recomendado un preso, imagino que quedaba bastante feo decir que fue recomendación de su abogado. Las distintas declaraciones que hace Miguel reseñando que comprobaron la inexistencia de pulso con el tensiómetro puede parecer absurdo, pero Miguel busca dejar bastante claro que el cuerpo de Marta quedó inerte en el momento de darle un golpe con el cenicero, golpe con el que en todo momento nunca pretendió matarla. De esta manera, al fallecer de esta manera, pretendía evitar en todo el momento la condena por asesinato, ya que no existían ninguna de las circunstancias agravantes del homicidio y además, el cuerpo quedó inerte allí, en el dormitorio y en ningún momento pudo fallecer al arrojarla vivo al río, o al contenedor.

LA SINCRONIZACIÓN DE LAS DEFENSAS

Tengamos en cuenta para esto las primeras declaraciones de los principales implicados, atendiendo a que la de El Cuco ya ha sido presentada con anterioridad. Mostremos lo más relevante.


Miguel Carcaño - 13 de Febrero de 2009
Que cuando llegaron a León XIII estaba su hermano y le pidió tender una lavadora. Que Marta le pedía dejar a Rocío para volver con ella. Que discutieron a raíz de eso y le golpeó con un cenicero. Que salió a llamar a Samuel desde una cabina. Que la montaron en la moto entre los dos. Que no pensó en comprobar si estaba viva o no. Que el Cuco no tenía nada que ver. Que su hermano no estaba en el domicilio. Que no consume drogas.

En estas primeras declaraciones Miguel intenta no incriminar ni a El Cuco ni a su hermano. Contesta que no tuvo intención de comprobar si el cuerpo de Marta se encontraba con vida, algo que rectifica luego y recalca con el tensiómetro en cada una de las siguientes declaraciones. Que trasladaron el cuerpo en moto y la tiraron al río. En pocas horas quedó demostrado que el transporte en moto del cadáver de Marta era algo imposible. Esta idea era para no mencionar el vehículo utilizado y no incriminar a nadie más.


Samuel Benitez - 14 de Febrero de 2009
Que se dirige a León XIII sin conocer qué ocurría. Que se encuentra a Marta sangrando muerta por el golpe del cenicero. Que no había nadie más. Que la montaron en la moto y fueron al puente a tirarla al río. Que luego se marchó a la calle Betis donde se iniciaron las primera búsqueda.

Hace hincapié en el golpe del cenicero cuando él no estuvo presente. Construye el relato coincidente con el de Miguel en relación al transporte en moto y la dirección al río. Ninguno de ellos incrimina ni a Francisco Javier ni a El Cuco.


El Cuco - 15 de Febrero de 2009
Que recibió la llamada de Miguel desde un número desconocido diciéndole que necesitaba un coche para un urgencia. Que cogió las llvaes del Volkswagen de su madre. Que Samuel se presentó en 45 minutos en su casa y bajó. Que Samuel condujo el vehículo hasta León XIII. Que el Cuco se quedó sentado dentro del coche pero Samuel bajo. Que Samuel volvió al vehículo a precisar de su ayuda y terminó entrando en la casa. Que se encontró en el salón a Miguel envolviendo a Marta en una manta oscura gris y allí de pie estaba su hermano, Francisco Javier, de brazos cruzados y muy nervioso. Que los amenazó si le contaban de su presencia a la policía. Que por miedo ayudó. Que la colocaron en la parte trasera del coche y Miguel cogió la moto. Que pararon en un puente y la arrojaron al río.

Introduce la figura del vehículo de su madre, algo que ayudaría a explicar un posible transporte. Situa la presencia de Francisco Javier en el salón junto al cuerpo de Marta y es la primera vez que se presentan unas amenazas por parte de éste al resto del grupo. Coincide el trayecto hacia el puente y el arrojo al río.


Rocío - 09 de Marzo de 2009
Que sobre las 22:50 llega Miguel a su domicilio de Camas. Que observa sangre en su pantalón. Que Miguel se pone a llorar y le pide perdón por discusiones que tuvieron anteriormente. Que llamaron al teléfono de Miguel durante toda la noche. Que se levantó con la ventana abierta del dormitorio y que piensa que Miguel podría haber salido por allí en la madrugada. Que el día siguiente, 25 de enero, le pregunta si le ha hecho algo a Marta y le reconoce que le dio un golpe y que llamó a Samuel para deshacerse del cadáver y tirarlo al río. Que ella le pregunta si su hermano se encontraba allí y Miguel le contesta que no.

Una vez Miguel ya se había incriminado él solo confesando la agresión con el cenicero el interés de esta declaración, más allá de todo el revuelo televisivo que supuso es sencillamente hacer creer que Rocío, una niña de 14 años, en mitad de todo el problemón que estaba viviendo su pareja Miguel, se le ocurre preguntarle por su hermano, a lo que Miguel contesta que no se encontraba allí. Las sensaciones son que el único interés es rebatir la versión de El Cuco y intentar reforzar la versión de que el hermano de Miguel Carcaño no se encontraba en el piso de León XIII cuando acontecieron los hechos.

De todo este entresijo de declaraciones cruzadas siempre se desconocerá en qué momento cada cliente fue informado por su defensa de los testimonios que estaban firmando cada uno de los implicados. Hay que tener en cuenta además que las filtraciones de la prensa hacían coincidentes ciertos cambios de versión, ya que todos los implicados tenían una acceso pleno a los medios de comunicación. Además la publicación por parte de algunos medios sobre el hallazgo de restos de ADN y pelos de Marta del Castillo en el coche de la madre de El Cuco fue totalmente falsa. Resultó ser una gota de sangre no coincidente con Marta y pelos de mascotas. Esta información no ayudó a un caso que a estas alturas estaba excesivamente viciado e intoxicado.

LAS LLAMADAS TELEFÓNICAS

Samuel declaró recibir una llamada de teléfono desde un número que no relacionaba con Miguel, en concreto el 650.828.174. Desde este teléfono se realizaron llamadas salientes a El Cuco a las 17:53, Samuel a las 00:11 y dos llamadas a Marta a las 04:36 y las 05:22. A su vez, dos llamadas entrantes de la madre de Marta a las 01:00 y a las 01:37 y una llamada de su hermano a las 04:22.

De estas pruebas se obtienen que Miguel no llamó a Samuel en ningún momento entre las 21:00 y las 21:30 para pedirle ayuda, al menos desde este teléfono. A su vez sumado a que no se encontró ADN de Samuel en la casa de León XIII y que Samuel siempre se inculpó una vez detenido solamente en sede policial, más que la llamada realizada a Samuel a las 00:11 lo situaba en Montequinto a la misma vez que situaba a Miguel en Camas, concluyeron que no se corrobora contenido incriminatorio y que las declaraciones de Miguel no tienen virtualidad alguna para enervar la presunción de inocencia. En relación a El Cuco solamente envió un SMS a Marta a las 21:12 entre otras cosas porque no disponía de saldo alguno. De aquí se entiende que el tribunal admite el argumento de Samuel en relaciones a las presiones policiales, puesto que le otorga mayor veracidad a las declaraciones realizadas en sede judicial.

Sobre todo por una cuestión temporal, las primeras declaraciones por lo general gozan de mayor relevancia, debido a que ninguno de los inculpados dispone de las horas, incluso los días suficientes como para poder pensar qué decir y sobre todo, si ninguno de ellos ha recibido asesoramiento penal, algo que sí ocurrió con Miguel Carcaño debido a las consultas que realizó a un despacho su hermano Francisco Javier y quien admitió que tanto en lo bueno como en lo malo él se encontraba asesorando a su hermano, las primeras declaraciones como detenido de los mayores de edad en estas fechas no iban dirigidas por ningún abogado defensor, puesto que no estaba permitido la entrevista previa con sus clientes. Digamos que de todo se puede llegar a la conclusión de que el único que ya disponía de antemano de abogado días antes incluso de su detención era únicamente Miguel Carcaño y fue solamente él quien en todo momento se encontraba ya asesorado sobre cómo y qué detalles debía recalcar en cada declaración inicial.

Lo que no deberíamos olvidar jamás es que nos movemos en unas fechas en las que cualquiera podría disponer de diferentes número de teléfono con tarjetas prepago sin tenerlos registrados mediante DNI, puesto que no eran necesarios los contratos. Incluso en aquellos años era más barato comprar un terminal móvil nuevo a una tienda de telefonía la cual regalaba una tarjeta SIM prepago con dinero ya cargado, que normalmente rondaban los 20€. Recordar que en el registro del domicilio de León XIII se encontraron diversos terminales móviles con más de una tarjeta SIM y que no se solicitaron las intervenciones telefónicas de cada uno de aquellos terminales, entre otras cosas porque se desconocían.

LOS TESTIGOS

Tenemos a una vecina que situaba a Marta del Castillo a las 21:30 en el portal de su casa. Testimonio en aportó veracidad a las primeras versiones de Miguel Carcaño ya que eran totalmente coincidentes en hora, asegurando además que ella mismo le abrió la puerta aquella noche viéndola entrar en el portal. Este testimonio que resultó ser falso, mantuvo a los investigadores en una línea errónea por culpa de la aportación de alguien que no se entiende porqué aseguraba con tanta fuerza que era Marta y no otra la chica que entró al portal a esa hora.


Tenemos a un taxista que sitúa a Francisco Javier, hermano de Miguel Carcaño, en un traslado realizado por él mismo a una hora en la que rompería completamente la cronología de su coartada. Que no declaró con anterioridad porque su propia mujer temía por su familia en caso de salir a la luz público y que viéndose con el paso de las semanas cómo se desarrollaba el caso de Marta del Castillo finalmente decidió prestar declaración.


Tenemos a una pareja que vivía en el mismo bloque de León XIII que sitúa sin ningún género de dudas sobre la 01:30 a Miguel Carcaño con un silla de ruedas en el portal del bloque y que incluso en el cruce vecinal llegaron a darse las buenas noches.


Tenemos al dueño de un bar, que asegura que El Cuco se encontraba en su establecimiento a una hora en la que su madre aseguraba que ya se encontraba en casa durmiendo.


Tenemos otro testigo, Ángel Jesús, que aseguro que en horas previas a la muerte de marta, ésta se encontraba en moto con El Cuco y no precisamente con Miguel Carcaño.


EL INTENTO DE SUICIDIO DE MIGUEL CARCAÑO EN LA CÁRCEL

Si al morbo periodístico de esta historia le faltaba algo era sin duda un intento de suicido con una carta de confesión. En la prisión de Morón de la Frontera el preso sombra de Miguel confirma como real el intento de suicido que presenció. A su vez la psicológoca del complejo reseña en su informe y en sede judicial que el intento de suicido por parte del asesino confeso fue real. Para otros una patraña para dejar como declaración una carta con más mentiras.



MIGUEL CARCAÑO IMPLICA POR PRIMERA VEZ A SU HERMANO

Pasaron tres meses desde lo ocurrido y desde entonces Miguel Carcaño se encontraba en prisión asumiendo poco a poco si situación como penado preventivo. El río Guadalquivir se peinó, los buzos trabajaban a destajo, las orillas fueron revisabas palmo a palmo, el vertedero se limpió y se abrieron la totalidad completa de las bolsas coincidentes con las fechas cercanas a aquel 24 de enero. Fue entonces cuando por primera inculpó a su hermano en lo que se consideró la séptima versión, una vez éste ya había sido absuelto en dos ocasiones por los delitos de encubrimiento tanto en la Audiencia Provincial como en el Tribunal Supremo. 

Miguel Carcaño afirmó que el cuerpo de Marta jamás podría encontrarse en los lugares anteriormente indicados porque jamás se abandonó en ellos. Hizo llegar a la policía que fue su hermano quien golpeó tanto a él como a Marta con la culata de un revolver, todo a raíz de una discusión por los pagos de la hipoteca de la vivienda. Seguidamente se realizó un enterramiento en los terrenos cercanos a la localidad de La Rinconada, concretamente en la finca Majaloba. Esta nueva declaración en ningún momento mejoraría la situación de Miguel y sin embargo implicaría ahora a su hermano exculpando en su totalidad a sus dos amigos, Samuel Benitez y El Cuco.


Francisco Javier volvió a declarar nuevamente en sede judicial negando rotundamente los hechos decladaros por su hermano Miguel a quien la Fiscalía no le dio credibilidad alguna.


Esto abriría la última vía para la familia de Marta del Castillo ya que supondría una nueva localización para buscar el cuerpo. A pesar de no darle judicialmente verosimilitud a lo manifestado por Miguel en esta última versión, se iniciaron las búsquedas en las zonas de La Rinconada.

LA RINCONADA, MAJALOBA Y EL GEORADAR

Se buscó en el río, se buscaron en los colectores, se revisaron las orillas, se levantó el vertedero, se exploró en la escombrera de Camas y ahora, se haría uso de los servicios de Luis Avial, el Director Técnico de Condor Georadar para buscar movimientos de tierra en los terrenos de La Rinconada.

Fue el mismo Luis Avial quien fue señalado como el principal participe de las filtraciones a la prensa durante estas intervenciones. Se desconoce la veracidad de estas afirmaciones pero lo que sí es cierto que su fama salió a flote y que los numerosos artículos nombrándole consiguieron entre otras cosas años después hacerle el partícipe colaborador de aquellos restos óseos de Cervantes en la cripta.


La búsqueda fue totalmente infructuosa. La realidad es que el único condenado fue Miguel Carcaño quien cumplía condena en la prisión de Herrera de la Mancha y donde todos los demás implicados fueron absueltos, a pesar de que la sentencia reconocía la participación de un tercero desconocido.

LAS DOS SENTENCIAS DEL CASO DE MARTA DEL CASTILLO

La implicación de El Cuco llevó consigo dos juicios paralelos sobre un mismo hecho debido a su condición de menor de edad. De estas circunstancias salieron dos sentencias judiciales. El Cuco fue condenado a tres años de internamiento por un delito de encubrimiento. Copiaré la literalidad del siguiente artículo que además linkearé ya que lo explica de manera clara. En él se recogen hasta diez contradicciones diferentes que pueden clasificarse en los siguientes cinco bloques.


LA LLEGADA DE EL CUCO AL PISO DE LEÓN XIII

Mientras que la Audiencia indica que el Cuco se presentó en la piso de León XIII en la que se cometió el crimen porque había quedado antes con Carcaño y Marta, el juez de Menores consideró que el Cuco llegó porque Miguel, después de matar a Marta, le llamó por teléfono a él y a Samuel Benítez. La Audiencia dice que esas dos llamadas no existieron y el juez de Menores dio por probado que sí.

EL TRASLADO

El fallo recurrido ahora "omite la existencia de cualquier traslado" en coche de el Cuco y Samuel hasta León XIII, pero el primer fallo en el juicio del menor decía que el Cuco cogió el coche de su madre y recogió a Samuel para ir luego al piso. La Audiencia no explica cómo se llevó a cabo el traslado del cadáver, mientras que el juez de Menores detalló cómo se sacó en la silla de ruedas, se introdujo en el coche de la madre de el Cuco y como Samuel y éste lo trasladaron mientras Miguel los seguía en moto.

QUIÉNES SE ENCONTRABAN EN EL PISO 

La Audiencia entiende que en el piso sólo estaban Miguel y el Cuco cuando se concibió el plan para hacer desaparecer el cuerpo. Pero en el juicio primero, se dio por supuesto que también estaban Javier Delgado y Samuel Benítez. La presencia del hermano de Carcaño en la casa es otro punto discordante. La Audiencia fija que el hermano de Carcaño, Javier Delgado, se marchó sobre las 20:40 y el juez de Menores que estaba presente cuando se planteó la desaparición del cuerpo. La última contradicción atañe a Samuel, al que la Audiencia sitúa todo el día en Montequinto, un barrio de Sevilla lejano al lugar de los hechos, mientras que el juez de Menores lo mantiene en el piso de León XIII tras el crimen. 

QUIÉNES TOMARON LA DECISIÓN DE HACER DESAPARECER EL CUERPO

Sobre la decisión de hacer desaparecer el cuerpo, la Audiencia dice que la tomaron sólo dos personas, Carcaño y el Cuco, pero en el primer juicio se afirma que la adoptaron todos los presentes. La audiencia introduce la figura de un "tercero desconocido" que ayudó a Carcaño y a el Cuco a sacar el cadáver de Marta, pero el juez de menores, en su sentencia, afirma que fueron el Cuco y Samuel quienes sacaron el cuerpo a pulso mientras Miguel llevaba la silla de ruedas.

A QUÉ HORA FUE SACADO EL CUERPO DE MARTA

La Sección Séptima sitúa la salida del cadáver de la joven asesinada a las diez y cuarto de la noche del 24 de enero de 2009, ya que a esa hora se separaron los participantes. El anterior fallo, sin embargo, consideraba probado que el cuerpo fue sacado de la vivienda durante la madrugada del 25 de enero.

Resulta más que curioso que dos sentencias sobre un mismo caso difieran en conceptos tan importantes.

ANTONIO DEL CASTILLO VISITA A MIGUEL CARCAÑO A LA CÁRCEL 

En febrero de 2017 el padre de Marta decide entrevistarse cara a cara con Miguel en el penal de Herrera de la Mancha. Miguel Carcaño volvió a ofrecer nuevas ubicaciones y nuevos datos, como un enterramiento en cal viva en la finca de Majaloba volviendo a añadir que su hermano debió cambiarla de sitio.


A estas alturas del caso las versiones ofrecidas por el asesino confeso poca relevancia jurídica tienen. La credibilidad de Miguel brilla por su ausencia, no obstante, estas nuevas versiones daban esperanza a la familia para poder ofrecerle a su hija una sepultura digna.

Fue este mismo año, el 10 de enero de 2018, cuando ElEspañol publicó una entrevista a Antonio del Castillo en relación además a los últimos hechos ocurridos en Galicia con el Caso de Diana Quer:


"Antonio del Castillo cuenta que hace cuatro o cinco meses, “el pasado verano”, recibió la llamada de alguien al que no conocía. Era el antiguo dueño de la venta El Rubio. El hombre le dijo: ‘Antonio, el hermano de Miguel Carcaño trabajó de seguridad en la finca que hay a la espalda de mi antiguo restaurante. Cada día venía al bar a tomar café con leche. Conocía bien la zona. Pudo lanzar a tu hija por los alrededores. Y aquí nadie ha buscado’."

El periodista narra como acompañado de Antonio del Castillo visitan la zona sobre la que no se ha buscado, dejando las pistas suficientes como para que cualquier interesado llegue a ella.

Tras hacer un mínimo de trabajo de campo considero que la zona sería la siguiente.


Piensen ustedes mismos qué hubiese ocurrido si las primeras versiones de Miguel Carcaño o de cualquiera de los implicados hubiesen señalado este lugar antes de los gatos de las búsqueda infructuosas ascendiesen a 613.319,27€ como recogía la propia sentencia, sin contar aquí las hechas posteriormente como la de la escombrera de Camas o los terrenos de la finca Majaloba con el georadar.

Esto explicaría un par de cosas. La primera es que la tiraron al río, aunque no fuese el Guadalquivir, y la segunda es que la que tiraron por un puente, aunque fuese el de un arroyo. De esta manera ninguno de los que allí estuviesen en aquellos momentos habrían mentido en sus declaraciones, lo que explicaría ciertos picos en el análisis de la máquina de la verdad a la que sometieron a Miguel Carcaño en Zaragoza, aquella especie de gorro con cables que captaría las pequeñas variaciones que sufriese su cuerpo a medida que le iban presentando distintas imágenes.


A pesar de que de los testimonios de Miguel Carcaño no se puedan vislumbrar ningún atisbo de verdad, la última información ofrecida y la situación actual se encuentra en este punto. En unos meses se cumplirán diez años de la desaparición de Marta de Castillo y permítanme que hable de desaparición no porque la dé por viva, sino porque de un mentiroso como Carcaño tampoco me quedaría con la propia versión de su asesinato. 

Creo que se puede afirmar una vez trazadas todas las evidencias que la verdad juidicial de este caso difiere bastante de lo que pudiese haber ocurrido en realidad, aunque sea sólo y exclusivamente en términos legales.

OTROS ASUNTOS DE INTERÉS

Podríamos mencionar de pasada simplemente otros detalles que durante los principales meses de investigación sonaban principalmente en diferentes medios, sin importar o no la relevancia judicial.

EL CREMATORIO

Entre estos nos encontramos con el crematorio de animales al que dijeron que el padre de Rocío tenía acceso. Parecía que el interés del padre de Marta, además de la de encontrar a su hija, era la de mantener alimentada a la prensa, saliendo de cada sesión informativa sobre la investigación directo a hacer una conexión en directo con las principales cadenas televisivas, afirmando incluso antes del juicio que conocía quiénes eran los verdades culpables, declaraciones que para nada iban a mejorar su situación.


LAS ENTREVISTAS TELEVISIVAS

No solo Rocío hizo su aparición a en Telecinco, también Francisco Javier Delgado tuvo su momento en el programa conducido por Jesús Quintero en su programa Ratones Coloraos además de diversas entrevistas a otros medios e incluso de hacer llegar a los periodistas una carta manuscrita. A su vez desde ciertas instituciones oficiales se ofrecieron comparecencias en mitad de la investigación que ofrecieron datos que nunca debieron salir a la luz en el momento de la instrucción.


LOS COCHES DE LA MADRE DE EL CUCO

No solamente se habló del Volkswagen blanco que poseía la madre del Cuco, sino de dos vehículos más y que uno de ellos fue pasado a desguace, de los cuales ninguno de ellos fue investigado.


EL QUEBRANTAMIENTO DE LA ORDEN DE ALEJAMIENTO

La madre de El Cuco participó en en el quebrantamiento de condena de su hijo menor en relación a una medida de alejamiento sobre la familia de Marta de Castillo. Esto le llevó a una imposición de días de cárcel por impago de una multa.


LAS GRABACIONES DEL INFILTRADO

Pablo Bonilla, un infiltrado que decía encontrarse a las órdenes del GRUME de la Policía Nacional, quien también fue condenado junto a los familiares de el Cuco por el mismo quebrantamiento de condena, fue desacreditado por el mismo juzgado tras presentar 600 horas de grabación, del que la propia policía calificó como delincuente y que solamente decía paparruchadas, fue incapaz de aportar absolutamente ningún dato de interés para dar con el paradero del cuerpo de Marta.


LA VIDENTE

A primeros de 2012 una vidente escribió varios e-mails a la policía diciendo que ella podría resolver el caso, pero nadie le hizo caso, así que apareció por televisión contando que era colaboradora de las propias FFCCSE y dijo que Marta había muerto por culpa de una Ouija tras a la aparición de un dios satánico que les exigía un sacrificio en ese mismo momento. Otra mamarrachada más.

Lo que sí publicó la revista Interviú y de lo que se hizo eco Manuel Marlasca, director en la actualidad de su propio espacio en LaSexta, Expediente Marlasca, fue la colaboración de otra vidente, esta sí ahora recomendaba por la Ertzaina. Solamente los allí presentes conocerán la veracidad de los hechos, pero se publicó que consiguió marcar un punto en una finca de olivos, antes de que Miguel Carcaño mencionase esta versión, cercano a una boca de riego con alguna marca que reconocía con el número 26. Como ya sabemos no se encontró absolutamente nada, pero si te resultan de interés estos hechos puedes conocerlos en el siguiente link.


EL TÍO DE SAMUEL BENITEZ

Miguel Carcaño aseguró que un familiar de Samuel que vivía en las 3000 Viviendas, del que aportó un nombre y un un coche en concreto, un Opel Astra, le amenazó en repetidas ocasiones, incluso durante el paseillo para entrar al juzgado delante de todo del tumulto.


PREGUNTAS SIN RESPUESTAS

¿Por qué en las primeras declaraciones tomadas una vez detenidos se incriminaron ellos mismos como partícipes en algún grado tanto en el asesinato como en el traslado del cadáver de Marta?

¿Por qué no se le dio veracidad a la declaración del taxista que rompía la coartada de Francisco Javier?

¿Por qué en primer lugar todos coinciden en el tema del río?

¿Si El Cuco sitúa a Francisco Javier al lado del cadáver de Marta en su salón y el taxista le destruye la coartada, por qué se le da veracidad a que Miguel, con siete versiones distintas, incluso la última inculpando a su hermano, no parase de repetir continuamente que él no se encontraba en el domicilio?

¿Alguien se cree que Rocío, una menor de 14 años enamorada de Miguel, le pregunte al día siguiente de los hechos a su novio explícitamente sobre la participación del hermano de éste para declarar que le dijo claramente que no tuvo nada que ver?

¿Por qué Miguel Carcaño en su última versión exculpa a sus dos amigos tras seis versiones diferentes inculpándolos?

¿Es un posible embarazo el verdadero interés de hacer desaparecer el cuerpo de Marta del Castillo? En caso de ser así, ¿quién la habría dejado embarazada?

Si quedó demostrado que fue imposible el traslado del cadáver en moto y que El Cuco no sabía conducir, si incluso la sentencia aun reconoce la ayuda de un tercero desconocido, ¿por qué Samuel Benitez quedó absuelto?

¿Por qué se reconoce la ayuda de un tercero desconocido para el traslado pero no para el crimen?

¿Por qué se le aporta veracidad total al posicionamiento de los teléfonos según las antenas de comunicación cuando ello no implica que el dueño se encuentre precisamente junto a su terminal móvil, ni tan siquiera que la llamada o el SMS lo mande él, más cuando en el registro se encontraron más terminales prepago con otras tarjetas SIM y teniendo en cuenta que las llamadas que hicieron al teléfono de Marta no las contestó nadie?

¿Por qué El Cuco fue condenado por encubrimiento con agravante de prevalencia en grupo si no ha quedado demostrado la existencia de dicho grupo?

¿Cómo es posible que de un mismo hecho existan dos sentencias con puntos contradictorios?

Y muy posiblemente otras tantas que se queden en el tintero e incluso otras muchas que no interese ni tan siquiera hacerse.

El 2 de agosto de 2017 se publicó la siguiente entrevista en El País Semanal a uno de los altos mandos de la Policía Nacional que llevó el caso.


En relación al traslado de Marta en motocicleta comenta lo siguiente:

"“Las mentiras empezaron”, explica el comisario, “cuando le preguntamos cómo se había deshecho del cadáver. En un primer momento nos dijo que lo cargó en la moto él solo. Bajamos al patio de la comisaría, le pusimos una moto delante y le dijimos que nos lo demostrara. Era incapaz. Luego dijo que con la ayuda de Samuel. También le demostramos que era mentira…”."

Y aquí, sin duda alguna, lo más relevante:

- “Yo creo que, sobre las cinco de la madrugada, estuvo a punto de decírnoslo, pero sucedió algo que...

- ¿Qué sucedió, comisario?

- El interrogatorio duró 14 horas. Estaba cansado. Ya le habíamos echado abajo alguna de sus versiones y nos anunció: “Está bien, os voy a decir dónde tiramos el cuerpo”. Entonces nos metimos en el coche. Dos policías delante y otros dos detrás, con Carcaño en medio. Nos fue indicando por aquí, por allá. En un momento parecía que nos conducía hasta el río. Y, entonces, uno de los agentes exclamó: “Qué, cabrón, al final la tiraste al río…”. Carcaño se quedó en silencio unos segundos, pareció que dudaba y al final dijo: “Sí…, al río”. Yo pensé en aquel momento: joder, para qué has dicho nada. Quizá no era allí donde nos estaba conduciendo, pero le acabábamos de dar la idea.


Nunca se sabrá si aquel policía, sin quererlo, inspiró a Miguel Carcaño su primera mentira."

He aquí el problema de las preguntas cerradas. Lo que es del todo cierto es que durante una de las declaraciones en el juzgado, Miguel Carcaño aseguró que la historia del río la aceptó como verdadera porque le fue presentada por la propia policía y él aceptó agarrarse a ese relato.

UNA ÚLTIMA REFLEXIÓN PERSONAL

Todo lo anteriormente construido en esta entrada son datos objetivos recogidos de la sentencia judicial. Las demás aportaciones han sido en todo momento publicadas por los medios de comunicación, por lo que no sumo absolutamente ninguna teoría ni ningún dato que hasta ahora sea desconocido. Como en otras tantas ocasiones me limito a ordenar en tiempo y fecha el ovillo de declaraciones manifestadas y el desorden y la intoxicación que en más de una ocasión vician las verdades algunos periodistas con el apoyo de sus medios de comunicación.

Quiero comenzar estas líneas con una historia. Una mujer sale de trabajar a una hora nocturna y para el trayecto a su casa tiene dos opciones principales. La primera de ellas es que su novio la recoja en coche y la lleve de puerta a puerta y la segunda es coger el autobús. En esta ocasión su novio tenía planes, por lo que no pudo ir a recogerla y ella tuvo que coger el autobús. Una vez montada en el autobús se le volvieron a abrir dos opciones. La primera de ellas era hacer el recorrido completo, dejándola muy cerca de su casa, lo que llevaría sobre una hora. La segunda opción era bajarse cuatro paradas antes y cruzar a pie una arboleda oscura por la que atajaría el camino. Ahorraría en total sobre 20 minutos. La mujer se decidió por esta última opción. Durante su trayecto por el oscuro atajo un asesino la asalta con la única intención de acabar con su vida. Y así ocurrió. ¿De quién es la culpa de lo ocurrido? Algunos culpan directamente a ella por atajar por una zona oscura que veían altamente peligrosa desde un principio. Otros sin embargo, culpan al novio por tener otros planes distintos a recogerla. Sin embargo, ante esta discusión solo unos pocos responsabilizan de todo al único y verdadero culpable, el asesino.

El caso de Marta del Castillo generó una psicosis ciudadana que mantenía la idea de que cualquiera de nuestras hijas podría ser la propia Marta. En esto quiero hacer hincapié y presentar una reflexión que hasta ahora jamás he leído por ninguna parte, extrapolable a todos los crímenes de similares características en los que las víctimas son menores de edad.

Todos podemos perder un hijo a manos de una panda de desalmados, en cualquier condición, nadie está exento de sufrirlo, pero no todos podemos perder a un hijo en las mismas condiciones en las que se perdió a Marta. Me explico.

Marta tenía 17 años el día que desapareció y mantenía una relación con Miguel Carcaño de 19 años. Yo soy hombre y por estadística sencilla tengo bastante menos posibilidades de ser agredido incluso sexualmente por cualquier otro individuo. Digamos que la capacidad que tengo para ser víctima es bastante inferior que la de cualquier mujer de mis mismas características. Yo he tenido 17 años y con esto no pretendo dar lecciones de paternidad, ni culpabilizar a nadie que no lo merezca, ya que el único culpable de un crimen es el propio criminal, pero a mí jamás me hubiesen dejado marcharme en la moto de nadie con 17 años, mucho menos dudando de la fiabilidad de un conductor como Miguel Carcaño, del que se permite que venga casi diariamente a recogerme a la puerta de mi casa. Todo este detalle de la moto es trasladable a cualquier ámbito de la permisividad con nuestros menores. Con esto quiero decir que la educación en base a la cuerda larga que le aplicamos a nuestros hijos es una responsabilidad personal, a pesar de que jamás imaginemos que nuestra manga ancha pueda llegar a favorecer acabar con la vida de algún ser querido.

Ocurrió exactamente lo mismo en el caso de Mariluz Cortés, cuando la totalidad de los familiares sospechaban de Santiago del Valle afirmando que era un pedófilo, dato que me hace aun más extrañar cómo permites que tu hija de tan corta edad salga a la calle sola camino de un kiosko a sabiendas de que justo en frente vive un desalmado criminal pederasta.

Nadie es el culpable de ser víctima de nada, puesto que siempre existe un delincuente, a veces ocasional, oportunista y en otros tantos casos frío y calculador. Lo que sí es cierto es que al igual que tenemos una puerta de casa blindada, con cerradura de seguridad, mirilla, anclajes a la pared y al suelo y un segundo cerrojo, deberíamos tener esa misma capacidad para ponerles las cosas difíciles a todos esos asesinos o violadores que viven permanentemente pendientes sobre cuál será la mejor manera para destruirnos la vida.

Siempre he leído el apoyo a estos distintos familiares más allá del sentimiento de empatía que sentimos junto a ellos todas las personas de bien. La pérdida de un ser querido mediatizada y la mirada de todos esos padres afectados es algo que te anuda el alma, pero no por ello considero que debamos escapar de la autocrítica, ya que es la única manera de mejorar y defendernos contra todos esos demonios que a veces, incluso sin saberlo, puedan ser los amigos de nuestros hijos.

Se calienta la calle con facilidad, se expulsa la rabia contra todo lo que tengamos delante y se repiten las consignas de alivio. No es extraño escuchar que la policía lo ha hecho mal, que los jueces lo han hecho mal, que la prensa lo ha hecho mal, que los abogados lo han hecho mal, que la Fiscalía lo ha hecho mal, que todos lo hicieron mal... todos menos tú. Por eso lo primero que pienso siempre es: "¿Y yo, cómo lo he hecho?". Es la única manera de construir un mundo mejor, empezar por nosotros mismos.

Posiblemente en mi vida le haya dedicado a este tema más tiempo de lo debido. Yo hago siempre la comparativa con quienes leen centenares de novelas, en cambio a mí la realidad siempre me interesará bastante más que cualquier ficción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario