miércoles, 27 de marzo de 2019

La única y verdadera razón de las declaraciones del Presidente de México

Por diversas razones he tenido la posibilidad de dedicar algunos momentos del día a escuchar ciertos análisis periodísticos en relación a las últimas declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, quien bajo su Secretaría de Exteriores ha mandado una carta dirigida a la Casa Real Española donde exigía el perdón público del Rey Felipe VI en relación a los abusos, que según él, sufrió su pueblo durante la conquista de Hernán Cortés. La respuesta popular, por así decirlo, a través de nuestros distintos medios ha ido enteramente dirigida a corregir los errores históricos que así reflejaba el Presidente de México, conocido electoralmente por sus siglas como AMLO. Lo que me ha sorprendido es que no he escuchado de nadie el verdadero porqué de tal insolencia y gratuidad dañina, más aun viniendo de alguien cuya esposa es precisamente historiadora. Con esto vengo a mostrar que AMLO es amplio conocedor de la verdad histórica y paso a relataros el auténtico porqué de dicha misiva.


AMLO ha llegado al poder como cabeza de cartel del Partido de la Revolución Democrática PRD, gracias a un convenio de coalición firmado el 19 de noviembre de 2017 para las elecciones de 2018, junto con otras dos fuerzas políticas, PAN y Movimiento Ciudadano. Así, formaron el Frente Ciudadano por México, quien permitió democráticamente llevar a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, candidato que en elecciones pasadas obtuvo un rendimiento horrible. Ya desde el inicio de la formación de esta coalición el PRD se limitaba a dar comunicados oficiales culpando a España y a distintos medios españoles de los que no menciona ninguno de la culpa del mal hacer de algunos de sus candidatos.


El PRD es un partido de izquierdas, de corte progresista revolucionario, que ya haciendo una oposición con un apoyo electoral bajísimo y a pesar de gastar la mayoría de sus esfuerzos en reivindicar las mejoras para su pueblo de una manera populista, se postulaba públicamente ante las políticas exteriores de la siguiente manera.



A su vez, desde España, los esfuerzos por enaltecer la figura de AMLO no se quedaban en vano.



Esto simplemente podría parecer un ejercicio de comunicación entre varios líderes que comparten un ideal común, pero nada más lejos de la realidad, este tipo de posicionamiento internacional poco o nada tiene que ver con algo relativo al mundo de las ideas.

Por situarnos, hasta ahora tenemos que en México está gobernando el líder de una coalición de perdedores de perfil muy bajo cuyo máximo representante exige a la Jefatura de Estado de otro país el perdón público por unos acontecimientos de hace más de 500 años y que a pesar de semejante atrocidad, un único partido político del país agredido apoya. Es justo en este punto donde se observa una estrategia electoralista internacional más allá del zafio comunicado históricamente falso cuyo único interés es contentar al target de unos votantes rebosantes de hispanofobia. Llegados a este punto, más allá de la estrategia electoralista para contentar a los pueblos indígenas os preguntaréis el porqué, pues es bien fácil. AMLO y PODEMOS son lo mismo. Federico Berrueto, politólogo mexicano, lo explicaba ya mejor que yo en el año 2015.




PODEMOS, el único partido que apoya el comunicado de AMLO, fue financiado por el Gobierno de Venezuela. Y para no volver a aburrirnos con los detractores de esta verdad incontestable os mostraré, más que la sentencia de cualquier Tribunal de España que hable sobre la veracidad de cualquier noticia, el Acta de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela realizado por el Presidente de la Comisión Permanente de Contraloría.


Para entender la siguiente relación tendremos que viajar ahora a Venezuela, precisamente a enero de 2018, a un documento oficial escrito por una la diputada Marialbert Barrios Slother de la Asamblea Nacional de Venezuela a un desconocido por aquel entonces Juan Guaidó. Fue aquí cuando diputados venezolanos exigieron una seria investigación sobre si desde el Gobierno de Maduro se estaban financiando nuevas oleadas latinoamericanas en otros países mientras su propia población se estaba muriendo de hambre. Tanto Nicolás Maduro como Hugo Chávez, al igual que con PODEMOS, financiaron respectivamente al candidato AMLO en las elecciones de 2006 y 2018.
El pasado año 2018 resultó electoral para los estados de México, Brasil, Colombia y Paraguay y fue precisamente en estos países donde la oleada populista del chavismo quiso hacer presencia y victoria. Creo que ahora llegarán a entender mejor porqué hasta entonces España jamás había prestado ni atención ni crítica alguna a un nuevo Gobierno latinoamericano, más cuando de todos ellos solamente se le escuchó en los medios nacionales al que precisamente el chavismo supo combatir de mejor manera, Brasil. Toda España se levantó con la noticia de que su nueva Ministra de Familia quería vestir a las niñas de rosa y a los niños de azul. La campaña mediática comenzó donde no pudo llegar Maduro. Cuidado, que ya se acerca la extrema derecha.



Más allá de una respuesta histórica correcta relatando la relación de errores del Presidente AMLO, me apetecía contestarle desde mi humilde rincón con la realidad que al menos hasta ahora no he escuchado de ningún analista político. AMLO sabe perfectamente que su país le debe más a Hernán Cortés que al tequila y las rancheras, pero lo que sí que parecéis no saber todos los ilustrados de los medios de comunicación es que a quien le debe verdaderamente los favores electoralistas es al Gobierno de Maduro, que al igual que PODEMOS, se encuentra más que alimentado por la hispanofobia.


Esto no es más que una maniobra electoralista. En España hacemos lo mismo con Franco y el Valle de los Caídos. Ahora, si quieres entender la existencia de los dos grandes ejércitos ideológicos que pueblan la Tierra, espero que este mapa te ayude a comprender cada posicionamiento y llegar a entender porqué precisamente Venezuela ha pasado a ser un eje importante de la geopolítica internacional, ya que mientras mata a su población, mantiene la economía más que necesaria para nutrir a otros gobiernos extranjeros y expandir el chavismo por el resto del mundo.

Los detractores pensarán que resulta imposible que una nación empobrecida como Venezuela tenga un poder geopolítico tan reseñable como para influir a medio mundo. Esto, aunque a muchos les parezca una pequeña locura, es así. Resulta bastante entendible cuando escalafonamos a las naciones más poderosas en atención a las reservas de petroleo de las que disfrutan.


Ahora solo os queda hacer un análisis del porqué de cada posicionamiento en relación a la autoproclamación de Guaidó ante Maduro como Presidente de Venezuela.


Qué curioso que sea precisamente México, junto a Rusia, China, Cuba, El Salvador, Bolivia, Turquía, Irán y Siria quienes mantengan el apoyo a Maduro. Qué curioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario