domingo, 7 de mayo de 2017

Maternidad Subrogada, el primer conflicto serio dentro del lobby LGTB

Nuevamente una vez más el lobby LGTB no se atreve a llamar a las cosas por su nombre. Les resulta mucho más fácil dar el rodeo para intentar aplacar sus propios conflictos internos, porque son simplemente eso, ideas preconcebidas para apoyar la causa, su causa. Subvencionados por los principales gobiernos que luego critican, se plantaron el otro día en la puerta de un hotel para protestar en contra de los vientes de alquiler, lo que eufemísticamente se ha denominado maternidad subrogada. 

Activistas de FEMEN - Fotografía Olmo Calvo

Estamos ante el primer conflicto serio dentro del lobby LGTB
, pero la intención es llevarlo por los derroteros del feminismo, como si las mujeres no tuviesen derecho a decidir lo que hacer con sus cuerpos, como si no fuesen libres y tuviesen que estar siempre pendiente de la aprobación de un colectivo de mujeres. El nuevo machismo.


Por un lado tenemos el colectivo de feministas más radicales, las cuales en su mayoría son lesbianas reconocidas abiertamente y las que pretenden ocultarlo tampoco es que lo hagan desde el lado más femenino. Ellas emparejadas con otras mujeres tendrán siempre el doble de posibilidades de ser madres ya que disponen de dos vientes, y la legalidad les permitirá siempre recurrir a un donante. Para ellas es una cuestión de ideas, pretenden meterse dentro de la libre decisión de otras mujeres por el simple hecho de ser mujeres. No se conforman con estar ellas en contra, sino que no admiten que otras mujeres se personen voluntarias. Al parecer el pensamiento femenino y feminista debe ser único.

Protesta a las puertas del hotel. No gastan un euro en coleteros.

Por el contrario tenemos el colectivo a favor de los vientes de alquiler, normalmente varones homosexuales que no se plantean la opción de adoptar, quieren ser padres de su propia simiente. Esto resulta más complicado ya que es necesario nueve meses de formación fetal y en España ahora mismo no está recogido legalmente la maternidad subrogada. Los homosexuales varones solo disponen de esta opción, a no ser que luchen contra su condición sexual para inseminar naturalmente a una mujer. Aun así, el tema legal es complicado, incluso salvando ese primer escollo seguiría siendo ilegal.

Una grupo numeroso de parejas homosexuales esperan a ser atendidos en la Feria sobre Maternidad Subrogada.

Estamos ante una lucha de intereses ideológicos. Las feministas lo ven como una mercantilización de la maternidad, de lo que por esa parte tienen toda la razón, ya que jamás se ha presentado una madre gestora voluntaria de alto nivel adquisitivo, normalmente son mujeres con necesidades económicas, algo que por otra parte tiene su lógica porque nadie pondría su salud y su vida entera en peligro más los cambios hormonales que ello supone por ayudar a un tercero desconocido. Estamos hablando de un negocio que mueve muchos sentimientos, tanto como el compendio total de una vida nueva.

Todo esto terminará en una ruptura dentro del mundo LGTB ya que una vez han ocupado puestos de presión de la sociedad y de influencia comienzan con su particular lucha de intereses ya que ahora no necesitan el marketing que siempre han mostrado vendiéndose como un grupúsculo unido ante cualquier mal que les viniese.

Existe una nueva lucha de sexos homosexuales que será bastante más dura que la que hemos venido viviendo. Vaticino que el siguiente paso será la legislación dentro de la Violencia de Género para parejas homosexuales y en un futuro no muy lejano el matrimonio entre especies. Esto a día de hoy os podrá parecer una gilipollez, pero no pasará mucho tiempo hasta que algunas empresas empiecen a oficiar ceremonias matrimoniales entre dueños y sus mascotas. De ahí pasaremos ya a las reivindicaciones serias. Tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario