jueves, 22 de febrero de 2018

Declaración de los Derechos Sexuales, dinero público y talleres de masturbación

Me había parado a prestarle algo de atención a una supuesta declaración recogida de Derechos Sexuales en el XII Congreso Mundial de Sexología, aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial para la Salud Sexual, es decir, aprobada por nadie. En este folio se recoge básicamente un alegato nada revolucionario que para algunos les otorga el derecho a hacerse las pajas que quieras pensando en quién quieras. Este esperpento jurídico lo podéis encontrar aquí. Este documento es el que pretende condicionar la base legal para una distribución presupuestaria que todavía no ha salido a la luz pública.

El ayuntamiento de Torremolinos (Málaga) inició hace unos días unos cursos en relación a la masturbación, englobados dentro de la literatura de la salud sexual, como si a estas alturas fuese necesario que alguien nos enseñase como zurrarnos la sardina. Los talleres, "Tú me das cremita, yo te doy...", "Afrodita y su manita" y "Más de tres sacudidas" venían dirigidos por el grupo ApoyoPositivo. Si entráis en el link que os dejo podéis ver cómo intentan construir y argumentar la imperiosa necesidad de pagarles sus hobbies. Estos son sus siguientes postulados:

1) La salud sexual está recogida y protegida dentro de la declaración de DSDR *lectura OBLIGADA (¡debería ser material imprescindible en el sistema educativo!) 

2) Lo sabemos, a los DUMMIES nos da pereza leer, así que nos lo ponemos simple: cualquier persona tiene derecho a informarse y formarse para el disfrute, comunicación y protección de su placer y derechos sexuales y reproductivos, sin amenazas ni violencia. Eso, materializado en actividades, programas, bajo las líneas estratégicas científicas y educativas, y acciones profesionales es, entre otras cosas, esto:


Vamos directamente a su punto cuatro:

4) Con lo cual…
– si la salud sexual es un derecho,
– si las administraciones tienen la obligación de garantizar la salud sexual y promocionarla,
– si como organización que trabaja en salud sexual diseñamos un programa integral que de respuesta a esta…

Dejemos claro que la salud sexual no es ningún derecho reconocido en nuestro Ordenamiento Jurídico y que además las administraciones no tienen ninguna obligación de garantizarlo ni de mucho menos tener que promocionarlo. No obstante, lo más gracioso lo siguiente.

Esta web se montó como promoción de los talleres, como es evidente bastante antes de su apertura. Aun así, ya se dedicaron a buscar culpables. No dudaron en ningún momento en acompañarse de las críticas ciudadanas que surgieron a través de las redes sociales, repartiendo como no los carnets de homófobos según su ideología de género, buscando la manera más rastrera de enfrentase incluso al catolicismo.

Aseguran que sus talleres no son solamente para hombres gays, que a su vez están invitados a participar todos aquellos hombres cisexual hetero, bi, gay, pansexual, QUE TENGAN PRÁCTICAS SEXUALES CON OTROS HOMBRES. En resumidas cuentas, que si eres hombre y no te comes un nabo, eres homófobo.

Toda este singular compendio inventado para arrañar una curiosa suma continúa de una de las mejores formas posibles. Si algo le faltaba a este caldo no era otra cosa que la VioGen:

"Pero lo realmente grave de esto para nosotras es que en 2018, el mismo día en el que mujeres han sido asesinadas por violencia machista en la misma provincia, una campaña por el Día Europeo de la Salud Sexual y, en concreto, la publicidad de algunas de sus actividades educativas sea un motivo de polémica."


A alguien se le tuvo que ocurrir que no existía mejor manera de cerrar este esperpento subvencionado que apoyarse en un documental Noruego, como si ello le dotase de una ciencia académica irrefutable.


Lo que no hará nunca Youtube es cerrarle las cuentas a estos terroristas de la información, incluso aunque aparezcan gratuitamente bebés desnudos. Luego, nos partimos el pecho a palmetazos intentando proteger a los menores.

Tras los últimos años no puedo evitar acordarme de la teta de Janet Jackson en la actuación con Justin Timberlake y sorprenderme como en el año 2004 un pezón en el descanso de una gala durante un gran espectáculo deportivo de corte familiar removió los cimientos de una civilización avanzada y democrática. La mayoría de los europeos no entendieron la reacción norteamericana. Casi quince años más tarde tenemos esto. Disfruten de su sociedad malcriada y egoísta en la que absolutamente todo vale con la excusa de la provocación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario