miércoles, 27 de junio de 2018

Los Morcones de Instagram

Generar tráfico se ha convertido en una de las mejores maneras de atraer a las marcas y la sexualidad femenina siempre ha sido la culpable de la mayoría del tráfico que genera Internet. El círculo en esta ocasión se cierra rápido y de manera muy sencilla. La popularidad de redes sociales como Instagram han facilitado la posibilidad de que cualquier chica medianamente atractiva se construya su propio escaparate a la espera de que alguien llame a su puerta. Esto atrae tanto a profesionales como a amateurs. Es una forma novedosa de obtener ingresos o prebendas, en principio divertida, incluso parecería que hasta facilona, desde nuestra propia casa, sin necesidad de madrugar. Es lógico que esta idea de negocio provoque un efecto llamada. Los efectos llamadas, al igual que con la inmigración, traen a personas que palpan todo el rango de temperatura de un campo, es decir, traerá consigo la inclusión de nuevas promesas al mismo nivel que la exposición a lo peorcito de cada casa. Es como un casting abierto, salvo que ahora el único filtro existente será nuestra propia vergüenza, algo de lo que se suele carecer. Aquí es donde surge esta nueva categoría, el Morcón de Instagram.

Hoy vamos a hablar de Mariana Masiero, alias @marimasiero_ en Instagram. Bien podría haber sido con otra chiquilla, no hay nada personal contra ella. Con menos de cuarenta publicaciones supera los 14.500 seguidores. Prueba más que irrefutable de la importancia de la sexualidad en Internet. De su perfil me gustaría destacar varías imágenes.

El tratamiento de Photoshop sobrepasa la desvergüenza hasta un punto soberanamente extraño, además de innecesario, puesto que está más que probado que dentro del desarrollo parafílico que se exhibe en la red que todos los cuerpos femeninos tienen su público. El problema viene cuando tus intenciones son las de dirigirte a un target no correspondiente con tu físico, intentando hacer uso precisamente lo que careces.


La fotografía que más me ha llamado la atención ha sido la última de todas, la correspondiente con los puntos 8, 9 y 10. Como podéis observar el fondo no es coincidente con la figura de la mujer y el cuerpo de la mujer para nada es coincidente con el cuerpo real de la modelo. La mujer esta superpuesta sobre dicho fondo, de esa manera consigue perfilar en una foto de estudio sin tocar lo que hay detrás. Otra opción sería la de añadirle solo y exclusivamente el rostro. He buscado la foto por Internet y no he dado con la original, dudo mucho que sea utilizada por otra modelo, más cuando ha sido incapaz de borrar la botella de plástico de Fanta Limón que no termina de tapar entera su rodilla izquierda.

Si por lo que sea os llega la información de otros usuarios con fines similares a los que aquí se han mostrado podéis mandarme un correo a catorceveintiuno@gmail.com y continuaremos actualizando estas divertidas historias. Aquí os dejo la auténtica realidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario